Las renovables exigen un gestor único para desatascar 3.600 millones en inversiones

Varios visitantes pasean por delante de una de las placas solares expuestas en la Feria Europea de Energía Solar Fotovoltáica. /Juan Carlos Cárdenas/EFE
Varios visitantes pasean por delante de una de las placas solares expuestas en la Feria Europea de Energía Solar Fotovoltáica. / Juan Carlos Cárdenas/EFE

Las empresas energéticas reclaman al Consell un organismo para gestionar y coordinar los proyectos en fotovoltaica y eólica

ELÍSABETH RODRÍGUEZ

En la anterior legislatura, el sector energético valenciano esperaba con ansia el desbloqueo del Plan Eólico, que llevaba más de ocho años paralizado. A eso se sumó otra reclamación: la eliminación de las trabas administrativas para captar las inversiones previstas en fotovoltaica, que alcanzan ya los 3.600 millones de euros en la Comunitat, según indica el presidente de la patronal del sector (Avaesen), Marcos Lacruz, a LAS PROVINCIAS.

Sin embargo, después de estos cuatro años, no se ha conseguido ni la primera ni la segunda reivindicación. Además, las compañías lamentan la descoordinación administrativa entre consellerias a la hora de tramitar cuestiones energéticas, por lo que para esta legislatura solicita al Consell un gestor único para gestionar y desatascar estos proyectos que, tal y como explicó este periódico el pasado mes de abril, superan los 5.000 millones de euros si se suma el interés inversor en parques eólicos. Ahora, con el incremento del interés en parques solares, la cifra es aún mayor, según Lacruz.

Hace sólo un año, el interés inversor en parques solares era de 1.000 millones de euros

«El interés de varias empresas en instalar parques fotovoltaicos en la Comunitat ha crecido en los últimos meses y ahora suman 4.000 megavatios, lo que se traduce en 3.600 millones de euros aproximadamente», explica el presidente de la patronal a este periódico. Y es que hace tan sólo un año, el interés empresarial en la instalación de plantas fotovoltaicas en la Comunitat era de mil millones de euros. «Estamos percibiendo mucho interés y es necesaria una legislación que agilice los trámites», cuenta Lacruz.

Para hacerse una idea, los parques más grandes en la Comunitat actualmente rondan los quince megavatios, por lo que la cantidad de plantas que podrían instalarse superaría las 200. No obstante, independientemente del número de parques, la inversión para instalar estos 4.000 megavatios asciende a los 3.600 millones de euros, según Lacruz.

Sin embargo, la lenta maquinaria administrativa mantiene estas operaciones en 'stand by'. «Todo esto se materializará cuando tengamos una ley más ventajosa», incide Lacruz. En concreto, las compañías sufren una demora media de dos años para obtener la licencia pertinente, frente a los cuatro meses de espera en autonomías como Murcia y Castilla La Mancha.

El sector lamenta que la legislatura haya terminado sin reducir los plazos administrativos

La patronal lleva tiempo advirtiendo de que muchas de estas operaciones acaban yéndose a otras comunidades donde el plazo de tramitación es inferior, ya que la Comunitat sextuplica los plazos de tramitación de regiones limítrofes como Murcia. Por ello, Avaesen propuso en 2017 varias medidas para agilizar la tramitación de plantas fotovoltaicas en sus alegaciones a la Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje (Lotup). Sin embargo, esas alegaciones cayeron en saco roto.

Cabe recordar que estos proyectos en fotovoltaica, sumados a los proyectados en energía eólica, generarían en torno a 3.000 puestos de trabajo en los próximos tres años, según indicó Lacruz el pasado mes de abril en una jornada sobre propuestas energéticas en la que reclamó «condiciones adecuadas» para poder hacerlo a los partidos con representación en Les Corts.

Sin embargo, a la descoordinación entre consellerias para gestionar temas energéticos –que bailan sobre todo entre Territorio y Economía principalmente–, se añade otro problema:la falta personal administrativo, una cuestión que agrava las trabas burocráticas denunciadas por el sector durante años.

El objetivo del sector es equiparar la Comunitat a los procesos y tiempos administrativos de otras regiones. «Necesitamos acortar los plazos para que puedan presentarse proyectos en la Comunitat con unas mínimas garantías de éxito», apuntaba Lacruz al poco de haber presentado las alegaciones a la Lotup.

En cuanto al plan eólico, fue aprobado en 2001 y debería estar a pleno rendimiento desde 2007 pero apenas tiene instalada la mitad de la potencia, con seis de las quince áreas en las que se dividió la Comunitat pendientes de desarrollo. En ese sentido, el dirigente empresarial valora que el Consell haya abierto alguna zona pero no lo considera suficiente: «No está claro que con esta tramitación la apertura sea total», zanja.

Las trabas burocráticas ahuyentan a los inversores

La maraña burocrática y los largos periodos de espera para la concesión de permisos ahuyenta a los inversores, que acaban optando por regiones limítrofes con condiciones más ventajosas para la tramitación de los proyectos. Sin ir más lejos, Iberdrola ha desistido de la inversión de 300 millones de euros para la puesta en marcha de una planta eólica con capacidad para generar 298 megavatios (Mw). Así lo reconoció Sandra Machiran, responsable de Evaluación de Emplazamientos de Iberdrola Renovables en el cuarto Foro Energía y Desarrollo Sostenible, organizado por la Cámara de Comercio de Valencia el pasado mes de junio.

El último plan presentado se consideró «no viable», aunque la declaración de impacto ambiental no había sido negativa, señaló Machiral en el encuentro. Este resultado ha hecho que la empresas opte por otras comunidades para desarrollar proyectos similares, por los problemas de tipo burocrático y también de costes añadidos en la Comunitat, según la empresa.

Desde la oposición se pone el foco en esta cuestión, tal y como hizo hace unos días el portavoz de Industria del PP en Les Corts, Felipe Carrasco, quien denunció «la huida de inversiones en eólica».

Carrasco indicó que la convocatoria de ayudas eólicas publicada este lunes por el Ivace para municipios por 4,3 millones de euros «es insuficiente, un simple parche y solo postureo para cubrir el expediente porque luego todo son dificultades y trabas para poder acceder a esas ayudas». El diputado destacó que el índice de penetración de las renovables en la Comunitat es un 50% menor que en el resto de España.