Los hoteleros valencianos amenazan con dejar de participar en los viajes del Imserso

Los hoteleros valencianos amenazan con dejar de participar en los viajes del Imserso

La industria turística da un golpe encima de la mesa al no poder subir los precios que se establecen en los pliegos de la licitación

Álvaro Mohorte
ÁLVARO MOHORTEValencia

«No podemos estar cuatro años más a pan y agua», sentencia Toni Mayor, presidente de la patronal hotelera de la Comunitat Valenciana, Hosbec. Por este motivo, la organización ha puesto sobre la mesa que los participantes valencianos en los programas sociales del Instituto de Mayores y Servicios Sociales, conocidos como 'los viajes del Imserso', dejen de participar si no se incrementa el precio que se paga por el alojamiento con pensión completa, wifi gratis y animación, fijado en 23 euros al día.

«Todo sube, como pasa con los sueldos y el resto de costes. Son cosas que ocurren y que deben ser así. Lo que no puede ser es que se establezca un plan para cuatro año que no contemple incrementos», se queja el empresario. De hecho, la idea es proponer que se sumen a la decisión el resto de patronales terroriales españolas en la próxima reunión que tienen convocada a mediados de semana.

Mayor recuerda que su reclamación es una subida de dos euros porque, con los preciso actuales, a ellos no les salen las cuentas. Por contra, el Estado recibe a través de los impuestos 1,5 euros por cada euro que invierte en esta iniciativa y el intermediario, que es quien obtiene la concesión estatal del paquete, también saca beneficios.

Coste real del servicio

El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC), dependiente de Hacienda, desestimó hace diez días el recurso que presentó en mayo la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), de la que forma parte la patronal valenciana Hosbec, contra los pliegos del concurso de viajes del Imserso para las temporadas 2019/2020 y 2020/2021.

Esta decisión significó el levantamiento de la suspensión cautelar al proceso de licitación, que sigue adelante. La resolución cayó con un jarro de agua fría en la industria hotelera de Benidorm, ya que insiste en que existían fundados motivos para que los pliegos fueran devueltos al Imserso para su reelaboración.

Su principal queja es que no tiene en cuenta el coste real del servicio o los costes laborales, así como denuncian una discriminación al «premiar de forma insolidaridad, injusta y desproporcionada» la contratación de hoteles de cuatro estrellas.

El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales suspendió de forma cautelar el pasado 30 de mayo el proceso ante «los perjuicios de difícil o imposible reparación que pudieran derivarse de la continuación del procedimiento de licitación», hasta que se pronunciara de forma definitiva.

Contaba para ello con un plazo máximo de un mes, dos meses desde la presentación del recurso el pasado 7 de mayo. A pesar de lo que determina la resolución, desde Hosbec se insiste en que «todo el sector hotelero es unánime al determinar que vender estancias hoteleras en régimen pensión completa con vino y agua incluida a un precio de 20 euros por persona es trabajar a pérdidas».

Más de 3.000 empleos quedan en el aire en la costa valenciana durante el invierno

Los hoteleros valencianos aseguran que los bajos precios que se imponen a los establecimientos que participan en los programas sociales del Imserso hacen inviable garantizar la continuidad en invierno de los 350 establecimientos que participan en toda España, entre los que se cuentan 65 en la Comunitat y 40 sólo en Benidorm. Esto se traduce en territorio valenciano en 3.000 empleos de los 12.000 del conjunto del país. Se trata de empleos que no desaparecen tras el verano y que se prolongan durante la temporada baja.

Por la otra parte, el volumen de beneficiarios anualmente de los viajes es de 930.000, de los que un 10% son de la Comunitat Valenciana. Sin embargo, 190.000 beneficiarios, un 20% del total, optan por la oferta valenciana, en su totalidad de costa y, principalmente, en Benidorm.

Desde el Imserso se insiste en que los precios que se establecen responden a la voluntad de hacer accesible la posibilidad de estos programas a pensionistas con rentas más bajas. Exactamente, se quiere sacar adelante una propuesta de alojamiento y pensión completa por entre 22,10 y 22,50 euros por persona y día. Los hoteleros aseguran que esto no es posible e indican que, para evitar las pérdidas, el precio por persona y jornada debería situarse en el entorno a los 25, euros teniendo en cuenta todos los servicios.

El valor estimado del contrato conjunto de estas prestaciones supera los 1.142 millones de euros, lo que incluye tanto la aportación del Imserso (un 20,39%) y la de los beneficiarios (un 79,61% el precio). El plazo para presentar ofertas finalizó el 17 de mayo y el 28 de mayo se abrieron las plicas, siguiendo hasta el momento el curso ordinario del procedimiento del concurso, dividido en tres lotes. Tras el levantamiento de la suspensión hace una semana, la adjudicación se prevé en breve.

Se han presentado tres ofertas: Mundiplan (UTE formada por Iberia, Alsa, Gowaii e IAG7), Mundosenior (la UTE integrada por Halcón Viajes (Globalia) y Ávoris (Barceló) y Traveltino 2009 (Logitravel). En la temporada anterior, participaron 400 establecimientos hoteleros, y la gestión corrió a cargo de Mundosenior para la costa peninsular y turismo de interior y de Mundiplan para Canarias y Baleares, con el contrato prorrogado.

Más información