El Corte Inglés abrirá en Valencia un nuevo tipo de centro comercial

Imagen simulada del nuevo modelo de centro comercial. /ECI
Imagen simulada del nuevo modelo de centro comercial. / ECI

La compañía plantea un formato «en horizontal» que prevé estrenar en 2020 en Madrid

R.E . Madrid/Valencia

El Corte Inglés incluye a Valencia entre las plazas donde plantea estrenar su nuevo formato de centros comerciales «en horizontal», un modelo que estrenará en la primavera de 2020 en Arroyosur (Leganés, Madrid) sobre una parcela de 170.000 metros cuadrados, equivalente a 23 campos de fútbol, y que se denominará Mad-FD.

La inversión conjunta prevista se aproxima a los 100 millones de euros. De esa cantidad, más de la mitad será aportada por las marcas principales, ha detallado el director de Compras del grupo, Eduardo Sotillo. Según el directivo, este tipo de centros no tienen parangón en España ni en el mundo y lo ha calificado como «complementario» al tradicional de gran almacén de El Corte Inglés.

Sotillo ha explicado que el primer paso es «consolidar este concepto distinto de destino» para el consumidor, si bien ha subrayado su vocación de extenderlo para abrir «al menos» cuatro o cinco más en otras ciudades de España.

Ha matizado que esta idea «solo está sobre el papel», aunque la compañía ya ha pensado que el proyecto podría buscar emplazamientos en Cataluña, Levante, Andalucía y, más adelante, en Portugal. Sotillo ha definido el proyecto como «mucho más» que un «outlet», aunque ha dicho que tendrá oferta comercial «diferente» con precios especiales.

Jardines, karting, tirolinas y otras actividades

Las reformas se completarán con el acondicionamiento de los jardines exteriores, un circuito para karting, tirolinas y otras actividades al aire libre. La puesta en marcha de este nuevo centro generará entre 800 y 1.000 puestos de trabajo, según la empresa. Todos los trabajadores del actual centro de Arroyosur serán recolocados y su cierre no generará despidos.

El nuevo centro de El Corte Inglés se caracterizará por su horizontalidad para proyectar los espacios sobre una superficie global muy extensa. Contará con espacios para 150 firmas de moda, deportes, hogar, belleza o tecnología; una superficie de 4.000 metros cuadrados dedicada solo a la gastronomía y zonas exclusivas para arte y exposiciones.

La superficie construida del proyecto es de 65.000 metros cuadrados, que se reduce a 45.000 en una primera fase para la actuación en horizontal, excepto para los dos niveles por debajo de rasante dedicados a una réplica de la estación de ferrocarril de Atocha, 3.500 plazas de aparcamiento (exterior e interior).

Más noticias