Parra y cuatro empresarios, al banquillo este mes por un agujero de 160 millones en BdV

El ex consejero delegado de Banco de Valencia, Domingo Parra. /José Ramón Ladra
El ex consejero delegado de Banco de Valencia, Domingo Parra. / José Ramón Ladra

El directivo y su subordinado para el negocio inmobiliario están acusados junto a Juan Soler, Salvador Vila, Carlos Pascual y Fernando Polanco

A. RALLO / Á. MOHORTE VALENCIA.

Los negocios urbanísticos y la caótica gestión de Banco de Valencia vuelven a protagonizar otro episodio judicial. La Audiencia Nacional juzgará este mes los controvertidos créditos que la entidad concedió a conocidos empresarios valencianos para proyectos que terminaron en fracaso con la crisis económica. Los magistrados analizarán las condiciones en las que se concedió la financiación para las operaciones de Nou Litoral, Valencia de Viviendas y Faverche Desarrollos. La fiscalía ya adelanta que todas las operaciones se autorizaron sin las garantías suficientes en caso de impago, los beneficiados nunca pudieron devolver el dinero y Banco de Valencia sufrió un perjuicio patrimonial de 160 millones de euros.

El juicio comenzará el próximo 24 de septiembre. En el banquillo, por parte de la entidad se sentará el consejero delegado Domingo Parra, y el responsable de participaciones inmobiliarias, Alfonso Monferrer. La fiscalía les acusa de ser autores de un delito de administración desleal por el que reclama cuatro años de prisión. Si el tribunal considerara que no se dan todos los requisitos para condenar por ese ilícito, el ministerio público plantea una alternativa: la apropiación indebida. En este caso, las penas se disparan a seis años de prisión.

LOS ACUSADOS

Domingo Parra
El ex consejero delegado de Banco de Valencia es acusado de conceder financiación «sin razonabilidad económica».
Alfonso Monferrer
Director de Participaciones Inmobiliarias de Banco de Valencia de 2006 a 2013, estaba a las órdenes de Parra.
Juan Bautista Soler
El fiscal considera al constructor, como al resto de empresarios, cooperador en la administración desleal.
Salvador Vila
Expresidente de la patronal de los promotores de Valencia y administrador de la empresa que lleva su nombre.
Carlos Pascual
Aunque es más conocido por su condición de notario, se le vincula al caso por su faceta empresarial.
Fernando Polanco
Propietario de Valenciana 89 y Polaver 2012, tenía como administradora de las firmas a su esposa, Teresa Villaba.
Teresa Villalba
Se le acusa a su vez de un delito de blanqueo de capitales al que se enfrentan también Polanco y Pascual.

En similar situación se encuentran los conocidos empresarios con una petición de pena de tres años y medio hasta los cinco y medio, según la calificación. Se trata de Salvador Vila, potente empresario del mundo de la construcción y; Juan Soler, que llegó a ser presidente del Valencia CF y el conocido notario de la alta sociedad valenciana, Carlos Pascual, aunque en este caso está acusado por sus actividades empresariales. Les acompañará el matrimonio formado por Fernando Polanco y Teresa Villalba, propietario de administradora de dos promotoras implicadas.

Tanto Vila como Soler, Pascual y Polanco se enfrentan a tres años y medio de prisión por cooperadores necesarios en la presunta administración desleal o a seis años si se les relaciona al delito de apropiación indebida. A su vez, Villalba se enfrenta a seis meses o un año de prisión, según el delito, por presunta complicidad. En el caso de Carlos Pascual y Fernando Polanco pesa sobre ellos otra acusación de blanqueo de capitales, por la que se les pide tres años de cárcel y una multa de 1,2 millones, mientras que para Villalba se pide seis meses de prisión y multa por la misma cantidad. Además, se reclama una responsabilidad civil conjunta y solidaria 160,5 millones.

En el caso de Nou Litoral, participaron las empresas de Vila y Soler, utilizando los fondos para la compra de suelo en Vergel (Alicante), Campanar y Pinedo (Valencia), además de 224 fincas rústicas en La Reva (Chiva) a Llanera Urbanismos Inmobiliaria, todavía en 2006. Con los impagos el Banco de Valencia perdió 83,25 millones.

Vinculada a la anterior, en 2008 y 2010 la sociedad participada por el banco Valenciana de Viviendas 2010 adquirió a Soler y Vila fincas en Vergel, Patraix, Mislata, Xàbia y Alzira que habían sido hipotecadas como garantía de los préstamos y se subrogó en la deuda. El perjuicio hoy se cifra en 47,4 millones.

Pascual, Polanco y Villalba están relacionados con Faverch Desarrollos. A través de esta sociedad, dividida al 50% entre el matrimonio Polanco Villalba y el notario, en 2007 adquirieron 224 fincas de suelo rústico en La Reva también a Llanera, como Vila y Soler. Los impagos y novaciones se sucedieron hasta estimarse un perjuicio de 29,8 millones al Banco de Valencia.

Fotos

Vídeos