Clemente Loriente: A la conquista de América

Grupo Incarlopsa adquiere una empresa de EE UU para dominar el mercado del cerdo ibérico en el país, tras crecer en Europa y extremo oriente

Á. M.

Segunda generación de la familia al frente de la empresa, Clemente Loriente ha asumido el impulso de la compañía que fundaron su padre y sus tíos en 1978, Industrias Cárnicas Loriente Piqueras, SA (Incarlopsa). Proveedor de Mercadona desde 1999, ha sido de los primeros en experimentar el cambio de estrategia de la compañía de Juan Roig. Así como en 2001 se les encomienda la formación de una nueva mercantil, Martínez Loriente, junto a la valenciana Embutidos Martínez, también será pionera en experimentar el cambio de estrategia que esta semana se ha hecho oficial.

La unión que había creado la quinta mayor empresa de la Comunitat Valenciana, al ofrecer toda la categoría de cárnicos de la cadena, se corta en 2015, cuando Martínez Loriente divide activos y se reparte por productos el suministro: Incarlopsa continúa su actividad con la planta de corte y envasado de cerdo y cordero de Tarancón, mientras que Frescos Delisano se encarga del ovino y Elaborados Cárnicos Medina, del vacuno. Martínez conservó su condición de proveedor de Mercadona de embutidos frescos y carne picada.

Este cambio fue uno de los primeros que tuvo que asumir Clemente Loriente desde la cúpula de la empresa, pero eso no le ha hecho evitar nuevos horizontes. Aunque en el mercado nacional es Mercadona quien comercializa sus productos en exclusiva, sí dispone de otros clientes en el extranjero, principalmente en la Unión Europea, pero también en Corea del Sur, Japón, Hong Kong, Filipinas y, muy pronto, en China.

Y es que en el gigante asiático no es desconocida ni poco valorada. La firma de inversión Kam Fung Group Company Ltd anunció en abril su intención de comprar un 95% de la cárnica española por 1.000 millones de euros. Los dueños desmintieron cualquier intención de venta, pero esta no fue la primera intentona desde allí de hacerse con la empresa, ya que la también china Fosun International probó suerte el pasado año, sin llegar a cerrar un acuerdo.

Sin embargo, una de sus últimas grandes decisiones no ha mirado hacia oriente sino hacia occidente. Y es que esta semana se hacía público que Incarlopsa ha adquirido el 67% de la sociedad Acornseekers, LLC, con sede en Texas (EE UU). La compañía estadounidense lleva operando más de cuatro años en aquel mercado y tiene un importante valor estratégico ya que es propietaria de cerdos ibéricos 100% puros de bellota en aquel país. Dentro de los planes de crecimiento de la compañía española está construir en EE UU una industria y secadero de jamones que permita la elaboración de productos ibéricos de calidad para su posterior comercialización en el mercado americano.

Acornseekers comercializa carne fresca, además de tener una importante red comercial dentro del creciente mercado selecto norteamericano contando con todas las certificaciones y permisos de The United States Department of Agriculture (USDA), según destacó Incarlopsa. Precisamente Clemente Loriente asegura respecto de esta compra que: «es un paso importante dentro de la estrategia de internacionalización que sigue la compañía desde hace unos años. Hemos adquirido una participación mayoritaria porque, para el desarrollo futuro de la empresa, es imprescindible crecer en el negocio internacional - garantizando la calidad y la seguridad alimentaria- dentro de un contexto de creciente competitividad y globalización, instalándonos en los más importantes mercados del mundo». Clemente Loriente considera fundamental que sigan participando como socios accionistas sus fundadores, «por su experiencia y conocimiento del mercado norteamericano».

La empresa tiene más de 2.000 trabajadores que operan en siete centros de producción: matadero, fábrica de salchichas y centro de fileteado y envasado de producto fresco en Tarancón; un secadero de jamón y paleta ibérico en Olías del Rey (Toledo); otro de jamón de cerdo blanco en Corral de Almaguer (Toledo); matadero y fábrica de embutido ibérico en Guijuelo (Salamanca); y un secadero de dos plantas en El Repilado (Huelva).

Además de Clemente, en la familia actualmente comparten consejo de administración la primera y segunda generación, aunque la gestión de los puestos directivos se ha vertebrado desde una estrategia profesional con personal ajeno a la familia en los cargos que se ha considerado.

 

Fotos

Vídeos