Cebrián da luz verde a tramitar Intu Mediterrani tras aceptar las alegaciones de Paterna

Simulación del proyecto Intu Mediterrani, en Paterna. / lp

Medio Ambiente aparca su intención de tumbar el proyecto y concede tres meses para entregar el nuevo plan que eleva la protección de la CV-35

I. HERRERO

valencia. Buenas noticias para los impulsores del centro comercial y de ocio Intu Mediterrani, que continuará su tramitación tras superar el último revés de la Conselleria de Medio Ambiente (controlada por Compromís). El departamento que dirige Elena Cebrián comunicó al Ayuntamiento de Paterna su intención de inadmitir de nuevo el proyecto, rediseñado para subsanar los reproches que llevaron a la Generalitat a tumbarlo en 2016 después de cuatro años de trámites y medio centenar de informes favorables, pero ahora ha decidido dar por buenas las alegaciones presentadas por el consistorio en defensa del proyecto.

El Servicio de Evaluación Ambiental Estratégica comunicó al Ayuntamiento de Paterna que admite a trámite sus alegaciones sobre Intu Mediterrani, abre expediente de evaluación ambiental y le concede tres meses para que presente toda la documentación sobre la nueva propuesta en la que Intu, «a pesar de que no lo consideraba necesario», aumenta a más de 100 metros la zona de reserva de la CV-35.

Así lo anunció ayer el alcalde, Juan Antonio Sagredo, en un comunicado en el que indicó que Medio Ambiente da por buenas las alegaciones a las que adjuntó ese cambio para «corregir así la única circunstancia que, según Medio Ambiente, impedía dar trámite al proyecto».

En la comunicación remitida al consistorio, Medio Ambiente alude a esa nueva propuesta con la que Paterna aseguraba «resolver el reparo planteado, mediante la inclusión en el planeamiento del sector terciario Intu Mediterrani del encauzamiento del Barranco de En dolça», con intención de presentar posteriormente toda la documentación y someter a consultas la nueva alternativa.

Según el escrito, se trata de «un plano a escala 1:4000, remitido en papel DIN-A4, en el que se grafía el nuevo encauzamiento del barranco fuera de la zona de protección de la CV-35 (100 metros) y paralelo a la misma, excepto en el tramo comprendido entre la nueva vía de tranvía propuesta y el limite sur-este del sector». En cualquier caso, «a la vista de la nueva propuesta de planeamiento y de la voluntad manifestada por el promotor de presentar nueva documentación en la que todo el encauzamiento del barranco quede fuera de la zona de protección de la CV-35», Medio Ambiente opta por abrir expediente de evaluación ambiental estratégica y le da tres meses para aportar la documentación completa de esa alternativa.

Para Sagredo, se trata de «un paso más en el complejo proceso de tramitación» de un proyecto que promete 860 millones de inversión y 8.000 empleos. «Sigue con la hoja de ruta para su instalación en Paterna, subsanando los requerimientos técnicos que le planteen», zanjó.