Cambiar diésel por gasolina aceleraría el cambio climático

EFE VALENCIA.

Cambiar los vehículos diésel antiguos por modelos de gasolina nuevos aceleraría el cambio climático pues aumentaría las emisiones de CO2 en las grandes ciudades un 2%, mientras que sustituirlos por nuevos vehículos diésel (E6 Temp) haría que bajaran las emisiones un 6 % en ciudades y un 22 % en carreteras. Así lo revela un estudio de investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) publicado en la revista Energies, y cuyas conclusiones inciden en la necesidad de renovar la flota de vehículos antiguos pero ponen en duda la «demonización y los vetos de los vehículos diésel nuevos».

El investigador principal, José Ramón Serrano, ve «importante sustituir los vehículos diésel de antes de 2009 -equipados con motores Euro 4- para disminuir la contaminación del tráfico en las ciudades» aunque advierte que «la solución no pasa necesariamente por los vehículos de gasolina y, tampoco por los eléctricos, que tienen todavía muchas limitaciones».

Aunque cambiar los diésel antiguos por gasolina nuevos, mejoraría la calidad del aire, la medida aumentaría las emisiones de CO2 «y no contribuiría con sus políticas urbanas a frenar el cambio climático sino mas bien, todo lo contrario, lo acelerarían».