La Generalitat ordena anular los cursos en EE UU para emprendedores

Kenneth P. Morse, responsable del Entrepreneurship Ventures y contacto con el MIT. :: mikel fraile/
Kenneth P. Morse, responsable del Entrepreneurship Ventures y contacto con el MIT. :: mikel fraile

La Abogacía ha llevado ante el fiscal los acuerdos para estudiar en el MIT de Boston desde 2012 y califica los contratos de «servicios onerosos»

ÁLVARO MOHORTEValencia

La Abogacía de la Generalitat ha remitido a la Fiscalía los contratos para la formación de emprendedores que la Conselleria de Economía firmó desde 2012 con el objetivo de celebrar las ediciones del Valencian Global Growth Program, que incluía diversos seminarios y encuentros que les permita a empresas valencianas introducirse en el «ecosistema» del MIT (Massachussets Institute of Technology) de Boston, uno de los centros más prestigiosos en el desarrollo de proyectos innovadores.

Según el organismo, la última de las ediciones, que está actualmente en fase de recogida de candidaturas, incurre «en causa de nulidad de pleno derecho», por lo que ya no llegará a celebrarse. En su informe, considera procedente la medida por entender que los convenios resultados unos «servicios onerosos» por ser ilegales al elegirse a las empresas privadas que valoraban los proyectos de forma arbitraria, sin concurrencia ni publicidad, y dotándolas de una capacidad que no les era propia.

Las firmas con las que se establecieron los convenidos fueron la valenciana Business Innovation y la estadounidense Entrepreneurship Vetures, del gurú del emprendimiento Kenneth P. Morse que servía de contacto con el MIT. La función que ejercían era la de elaborar un informe con el que las compañías aspirantes podían solicitaban un préstamo participativo (que no se devuelve en caso de fracaso) al Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) o al Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace), según las ediciones.

Los participantes disponían de un crédito al 8% de hasta 200.000 euros a devolver en 10 años que deberán destinar a los contenido recogidos en el programa y de los que responderán en función de la consecución de sus objetivos

La paralización del proceso de renovación del convenio se basa en que «aún no se ha aprobado ninguna solicitud de financiación por los órganos competentes ni se ha suscrito ningún préstamo con ninguna de las empresas solicitantes» para la edición entre 2015 y 2016. Igualmente, se ha anulado el Ifedes Development Program para el desarrollo de empresas innovadoras.

Respecto a la devolución de los préstamos por parte de las empresas participantes en la primer edición, una vez terminados los 15 meses de formación, esta debía empezar a pagarse a partir de septiembre de 2015, pero casi ninguna lo ha hecho. Concretamente, de los 1,47 millones euros concedidos, a fecha de hoy debía haberse devuelto 83.196,16 euros de deuda principal y 95.772,08 de intereses, pero sólo se han satisfecho 162 euros. Fuentes conocedoras del proceso señalan que esta situación se debe a que las empresas podían aplazar el primer pago si desde el inicio del curso sus beneficios antes de impuestos no habían crecido.

Por otra parte, el informe advierte que no es posible interrumpir los desembolsos pendientes de las operaciones formalizadas hasta ahora, dado que, en este caso, el IVF y el Ivace, como prestamistas, estarían incumpliendo «la principal obligación del contrato de préstamo».