El triunfo del plan perfecto

El triunfo del plan perfecto
EFE

El Valencia Basket consigue una holgada victoria, la cuarta plaza y da descanso a los jugadores más castigados con minutos

JUAN CARLOS VILLENAValencia

El Valencia Basket disputó a la perfección en la Fonteta, quizá por primera vez en la temporada, el partido que buscaba. Eso que siempre está en la mente de un entrenador cuando prepara una cita oficial pero después es muy complicado que se plasme, al cien por cien, lo imaginado en una pista cuando se juega a un deporte en el que hay tantas variables en juego. El conjunto taronja buscaba ante el UCAM Murcia la victoria, dar descanso a los jugadores con más minutos en las piernas, una oportunidad a los menos habituales y ganar el pulso por la cuarta plaza al Unicaja. Salió todo perfecto, por ese orden. La victoria taronja, inapelable, llegó con una rotación de doce jugadores en la que todos estuvieron en pista un mínimo de 11 minutos y un máximo de 22. Algo insólito en un partido que no sea de pretemporada y que teniendo en cuenta que también ocurrió en el rival lo convierte en un posible precedente en los últimos años de la ACB. El duro calendario afecta a todo el mundo.

San Emeterio, que acumulaba un desgaste en las tres victorias de la última semana con dos viajes a San Sebastián y Lituania incluidos, se quedó fuera de la lista para dar entrada a Sergi García, que sumó casi 15 minutos, los mismos que un inédito Rafa Martínez en las últimas semanas. El poderío interior, entre Dubljevic, Will Thomas, Tobey y Labeyrie sumaron 73 de valoración, destrozó a un UCAM Murcia que acabó tan desquiciado como su técnico Sito Alonso, que acabó pidiendo un tiempo muerto con 89-62 en el marcador a falta de 18 segundos.

La victoria, además, sirvió para que el Valencia Basket ascendiera a la cuarta plaza aprovechando la derrota del Joventut y el mejor average sobre el Unicaja. Una inyección de moral antes de afrontar una semana libre de partidos, y por tanto de mejores entrenamientos, gracias al triunfo en Lituania que certificó la semifinal de la Eurocup.

El plan de partido ya era perfecto al final de la primera parte, con una rotación completa de doce jugadores y con la sensación de tener aún dos o tres marchas por utilizar. Todo esto para desespero de Sito Alonso, que presenció con un punto de frustración como su equipo era incapaz de hacerle daño a un Valencia Basket que se marchó al descanso con la máxima renta (38-26). Desde el arranque, los locales fueron los que marcaron el paso de la mano de un Dubljevic que al final del primer cuarto ya sumaba 10 puntos, 4 rebotes y 14 de valoración, el doble que todo el conjunto murciano que valoró 12 en esos diez primeros minutos. El único pero de ese tramo fue que, tras el 15-7, los de Ponsarnau no lograron romper el partido y el segundo cuarto se inició con un 18-15.

Sergi García y Rafa Martínez continuaron en pista, fueron los primeros relevos del partido, pero no terminaron de engancharse al encuentro. Algo que resulta bastante lógico teniendo en cuenta que el único contacto con sus compañeros en las últimas semanas ha sido en los entrenamientos. La conexión de Tobey con Labeyrie, un valor añadido en el mes de marzo, permitió abrir la primera brecha (27-17) que se aumentó en dos puntos al paso por vestuarios (38-26).

89 Valencia Basket

Vives (6), Sastre (3), Doornekamp (3), Will Thomas (12), Dubljevic (12) -cinco titular- Sergi García (2), Abalde (11), Labeyrie (13), Van Rossom (5), Tobey (15), Rafa Martínez (4) y Matt Thomas (3)

65 UCAM Murcia

Booker (10), Doyle (15), Radoncic (4), Soko (4), Tumba (4) -cinco titular- Urtasun (2), Kloof (5), Rudez (-), Mitrovic (4), Oleson (3), Cate (6) y Rojas (8)

PARCIALES:
18-15, 20-11 (38-26), 25-24 (63-50) y 26-15 (89-65)
ÁRBITROS:
Cortes, Bultó y Martín Caballero. Eliminaron por faltas personales al visitante Tumba (m.36)
INCIDENCIAS:
partido correspondiente a la jornada 22 de la fase regular de la Liga ACB disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 7.043 espectadores. Las falleras de honor y los presidentes de la comisión de Convento de Jerusalén hicieron el saque de honor

El Valencia Basket saltó a la segunda parte dispuesto a no complicarse la vida y matar el partido. Un triple de Will Thomas (41-26) fue el primer aviso y cuando el UCAM Murcia se dio cuenta que ya no le llegaba el baloncesto para dar la sorpresa sacó las malas artes. Dos faltas consecutivas antideportivas de Rojas y Radoncic sobre Doornekamp y Abalde, precedidas por sendas faltas normales, permitieron ocho tiros libres que sentenciaron el partido (61-43). Desde ese instante, tan sólo restaba esperar al marcador final. Se hizo de rogar, con un 26-15 en el último cuarto que dejó la cuarta plaza como regalo.

Tras el partido, Ponsarnau ponderó el trabajo de Sergi García y Rafa Martínez: «Con Sergi estoy contento con su actitud y su concentración, ha tenido que demostrar su madurez y el Valencia tiene un jugador de futuro. Rafa es de presente donde el entrenador no ha contado mucho con él mal que le pese».

.

.