Ponsarnau: «Tenemos que crecer en la capacidad mental»

Llegada de los jugadores del Valencia Basket al aeropuerto de Manises./M. MOLINES
Llegada de los jugadores del Valencia Basket al aeropuerto de Manises. / M. MOLINES

El Valencia Basket regresa a casa tras quedarse atrapado ayer en Timisoara

JUAN CARLOS VILLENA Valencia

El Valencia Basket ha aterrizado en Manises a las 15:20 horas, poniendo punto y final a un regreso caótico desde Belgrado y de quedarse atrapados en Timisoara al no llegar tiempo de coger ayer el primer vuelo para volver a casa, por causa de un doble control policial en la frontera. Sin tiempo de descansar, los taronja se han entrenado esta tarde en la Fonteta para preparar el partido ante el Delteco GBC de mañana a las 20:30 horas. Jaume Ponsarnau ha destacado el desgaste que el largo viaje ha tenido en su equipo: «Lo hemos vivido como un inconveniente. Hemos intentado descansar lo máximo que hemos podido y aprovechar el tiempo para, teóricamente, preparar alguna cosa para el partido ante el GBC. Lo positivo era no gastar energías.

El viaje ha sido mucho más largo de lo que esperábamos y las energías que tenemos hay que utilizarlas todas mañana. El coste más grande es mental y ahí está nuestro reto. El equipo ha llegado con un cansancio mental de un viaje muy largo con muchos días fuera de casa, que llegaba además muy pegado a un partido donde no jugamos como queríamos. Toda la fuerza mental que podamos tener pasan, primero, por creer en nosotros mismos».

El técnico catalán ha vuelto a mostrarse autocrítico con la inconsistencia de su equipo durante los partidos, pese a que el miércoles supieron sacar adelante el partido en el Pionir: «En ocasiones hay algún factor en los partidos que nos deja rígidos, es lo que creo que está pasando. En el momento en el que van pasando los partidos y que hay jugadores que no acaban de encontrar la regularidad en su juego aparecen la desconfianza y la tensión sobre el miedo a no hacer las cosas bien. Tenemos un equipo con un equilibrio entre madurez y juventud. Juventud no es sólo tener 20 años es tener experiencia en partidos como el de Belgrado».

Noticias del Valencia Basket

Ponsarnau ha ido más allá, detectando el punto que tienen que corregir para crecer como equipo: «Tenemos un problema y es que aún somos volubles mentalmente. Eso hace que las cosas que pasan en los partidos nos afecten, como ocurrió en ese partido de hace ya tiempo donde resbalábamos, o con el ambiente del Pionir. Somos un equipo que tiene que crecer en la capacidad mental. Ir al Pionir después de un partido desastroso era una prueba de carácter y ahora tenemos otra, que es la de tener una buena mentalidad».

El entrenador ha aprovechado su rueda de prensa previa al partido frente al colista de la ACB para mandar un mensaje claro al entorno con respecto a los próximos partidos de la Liga Endesa: «Siempre hemos dicho que queríamos jugar para la Fonteta y con la Fonteta. Los partidos más difíciles siempre son los que todo el mundo da por supuesto que tienes que ganar, donde no hay margen. Lo primero que tenemos que hacer es respetar al rival para competir y luchar por la victoria. Si dejamos de respetarlos por pensar que son más fáciles, o que ahora viene un calendario fácil, caeremos en la trampa. Y no queremos caer en la trampa. Lo importante es hacer todo lo posible por ganar, sea ante el último o el primero de la tabla».

 

Fotos

Vídeos