«Si los objetivos se cumplen es más fácil la continuidad»

Chechu Mulero Director Deportivo del Valencia Basket

J. C. V. VALENCIA.

«Siempre estoy orgulloso del Valencia Basket, cuando ganamos y cuando perdemos». A Chechu Mulero le cuesta articular las frases porque está visiblemente emocionado. Más allá de la gloria del cuarto título europeo de la entidad, el arquitecto del equipo quiso acordarse tras la final de la clave del club, el día a día: «Cuando llego a las nueve menos diez de la mañana a L'Alqueria y veo lo que hay y luego piso la Fonteta y subo a las oficinas, estoy muy orgulloso de todo lo que veo. Eso es más importante que los títulos».

El éxito deportivo de anoche en la Fonteta, tras finiquitar por 2-1 la final, nació de la decisión de confiar en el trabajo de Ponsarnau cuando llegó la mala racha de resultados en noviembre. «Las personas que trabajamos en el club estamos para tomar decisiones y en ocasiones la mejor decisión es dejar las cosas como están, evaluarlas y dejar que se siga trabajando. No estamos para presumir de nada, lo único que estábamos era convencidos del trabajo que estaba haciendo el equipo y el cuerpo técnico. Todo eso se ha acabado reflejando con este título de Eurocup».

¿Con el objetivo de la Euroliga conseguido, Ponsarnau va a seguir siendo el entrenador del Valencia Basket si él quiere? «Evidentemente, si los objetivos se cumplen es más fácil que exista la continuidad. Estamos contentos con el trabajo de Ponsarnau, con el cuerpo técnico, como hemos demostrado durante la temporada, pero ya llegará el momento de tomar decisiones. Los malos o buenos resultados no pueden llevar a la precipitación, no es nuestro estilo como club. Tenemos que tener paciencia y tomarnos el tiempo necesario». Eso sí, en ese análisis el técnico tendrá la puerta abierta a la renovación salvo catástrofe: «Los resultados del equipo en competiciones europeas de una manera tan continuada es algo que hay que valorar. No está en nuestro deseo hacer cambios por hacer, creo que los resultados y los movimientos de las últimas temporadas así lo demuestran. Si cumples los objetivos poco más hay que decir, pero el mejor ejemplo ya lo conocéis y aquí hay dos partes».

Mulero no quiso marcharse de la Fonteta sin lanzar un mensaje claro, el de valorar el título conseguido de la Eurocup más allá del premio añadido que supondrá disputar la próxima temporada la Euroliga: «No quiero que valoremos el título de la Eurocup ni otra final disputada por el doble premio que nos ha dado que es también el acceso a la Euroliga. Lo que hay que valorar es la Eurocup en sí misma, que ha sido muy complicada, muy dura y muy difícil de ganar y más con el camino que hemos tenido que llevar. Tiene mucho mérito lo que este equipo está haciendo en Europa. Ahora lo que tenemos que valorar es el título en sí mismo».