Baloncesto | Valencia Basket

Zarpazo del campeón

Guillem Vives defiende la entrada a canasta de Dario Brizuela./EFE
Guillem Vives defiende la entrada a canasta de Dario Brizuela. / EFE

El Valencia Basket da su mejor versión a dos semanas del inicio del playoff

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

Los taronja, que ya son cabeza de serie, asegurarán la tercera plaza si vencen por más de cinco puntos al Barça el próximo sábado valencia. El Valencia Basket tendrá la ventaja de campo en el cruce de los cuartos de final del playoff de la Liga Endesa, por octava vez en los últimos nueve años. Conviene ponderar la realidad, para no caer en errores pasados. El crecimiento de la entidad taronja, que hasta 2012 era incapaz de superar una primera ronda y que se quedó dos temporadas fuera de la lucha por el título hace poco más de una década, es incontestable. Tras ese primer paso, el que se le pide a un equipo que quiere seguir disputando la Euroliga, los valencianos tienen en su mano dar el segundo.

La derrota del Barcelona en Tenerife permite a los taronja asegurar la tercera plaza si son capaces de ganar por más de cinco puntos al equipo de Pesic el próximo sábado en la Fonteta. A dos jornadas para finalizar la Liga Regular aspira, incluso, al segundo puesto aunque para que se de esa carambola debe ganar sus dos partidos, que el Baskonia tropiece ante el Burgos y el Obradoiro y ganarle el average general, que de momento es +6 para el conjunto de Pedro Martínez. La abultada victoria del Valencia Basket frente al Estudiantes permite mantener esa lucha abierta, la ambición del actual campeón de la ACB que ayer comenzó a sacar las uñas.

La tarde fue redonda para los locales, puesto que al triunfo se sumaron un ramillete de buenas actuaciones individuales que, a dos semanas del inicio de la defensa del título de la Liga Endesa, invitan al optimismo. Empezando con Guillem Vives. Con Van Rossom de baja por una lesión muscular, la estimación con el belga es que esté de vuelta al inicio de los cuartos de final, y Sergi García sin encontrar su sitio en la rotación, el catalán volvió a jugar un partido en la competición doméstica siete semanas después y lo terminó con 13 puntos, 18 de valoración y, lo más importante, la sensación de que sus molestias en el tobillo maltrecho son, de momento, parte del pasado.

Con la lesión de Pleiss, lamentablemente agravada, el punto físico de Buva puede ser decisivo en la lucha por el objetivo real del Valencia Basket, la plaza en la Euroliga. Lo mejor del croata no es su facilidad para anotar, ayer 13 puntos incluyendo un triple, sino que ha llegado dispuesto a ponerse el mono de trabajo y ser muy agresivo en defensa. Punto positivo.

93 Valencia Basket

Abalde (13), Sastre (5), Doornekamp (2), Thomas (11), Dubljevic (18) -cinco titular- Sergi García (-), Vives (13), San Emeterio (1), Buva (13), Green (13), Hlinason (4) y Puerto (-)

69 Movistar Estudiantes

Cook (6), Cvetkovic (3), Landesberg (10), Suton (10), Brown (13) -cinco titular- Hakanson (2), Brizuela (6), Vicedo (14), Caner-Medley (13) y Arteaga (-)

PARCIALES:
21-17, 28-18 (49-35), 22-24 (71-59) y 22-10 (93-69)
ÁRBITROS:
Pérez Pizarro, Martínez Fernández y Mas Cagide. Eliminaron por faltas personales al visitante Suton (m.37)
INCIDENCIAS:
partido correspondiente a la jornada 31 de la fase regular de la Liga Endesa disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 6.982 espectadores. Antes del inicio del encuentro se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Doña María Gómez Ortiz, madre de Txus Vidorreta, entrenador del conjunto valenciano, motivo por el cual los jugadores locales lucieron un crespón negro.

Por si fuera poco, Dubljevic mostró una versión muy cercana a la del galardón del MVP de las pasadas finales, con dobles figuras para 18 puntos y 10 rebotes, mientras que Will Thomas y Sastre volvieron a ser ese pulmón silencioso que hizo el pasado curso en muy complicado de batir a los taronja. Con ellos dos en pista, la diferencia fue de +28 para su equipo. La intendencia será clave para el playoff. La versión de Green de ayer, mientras Rafa Martínez siga lesionado, también. El californiano anotó 13 puntos gastando tan sólo nueve tiros de campo. Otro muy buen dato colectivo.

Dubljevic estaba tan motivado con superar a Brad Branson como quinto máximo anotador de la historia del club que decidió finiquitar el logro anotando las dos primeras canastas del partido. Desde ese 4-0 se marcó una primera parte antológica para liderar en anotación al Valencia Basket y desquiciar, por ese orden, a Suton, Arteaga y Brown. Tras su actuación se sitúa con 3.955 puntos con la camiseta taronja, a 29 de la cuarta plaza de Víctor Luengo. Si mantiene ese nivel, puede superar al eterno capitán antes del inicio del playoff.

El Estudiantes reaccionó desde el 16-9, con un parcial de 7-17 que puso el 23-26 inicio del segundo cuarto, con Brizuela y Vicedo como estiletes. Una técnica a Maldonado coincidió con el despertar de Vives. La entrada del catalán desatascó la dirección de la segunda unidad para, con otro parcial de 26-10, marcharse al descanso con un 49-36.

El Valencia Basket saltó dispuesto a romper el partido en el tercer cuarto (64-48) pero el Estudiantes logró que el choque llegara vivo hasta el ecuador del último cuarto (78-67). Dos canastas de Vives y Sastre permitieron a los valencianos dar un último acelerón que se convirtió en un parcial letal de 15-0 en los siguientes cuatro minutos (93-67). Con el Valencia Basket jugando una de sus mejores versiones de la temporada, frente a un equipo que llegaba a la Fonteta con opciones de playoff, el siguiente reto será ganar al Barça por más de cinco para acabar terceros. Como en 2017.

Fotos

Vídeos