Baloncesto | Valencia Basket

Pasaporte virtual para la Copa

Will Thomas y Dubljevic celebran una canasta./acbphoto/ M. A. Polo
Will Thomas y Dubljevic celebran una canasta. / acbphoto/ M. A. Polo

El Valencia Basket eleva su nivel de baloncesto para ganar a un desgastado Gran Canaria por la Euroliga

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

El Valencia Basket sacó ayer de forma virtual su billete para la Copa del Rey de Madrid pero el club no pudo sacar el cartel para hacerse la foto como equipo clasificado puesto que no es matemático. Con un balance de 10-6 y +31 de average, para no estar en la cita copera debería perder en Lugo, que el Manresa ganara al Real Madrid y le remontara a los taronja 17 puntos de average y que el Joventut ganara en Burgos y le levantara a los de Ponsarnau 47 puntos de average. Una combinación que no es imposible... pero que podría considerarse como desgracia en caso de que ocurriera. Dicho lo cual, los valencianos dependen de sí mismos. Ganando en el Pazo al Breogán podrán estampar contra el suelo la calculadora.

La victoria ante el Gran Canaria, la sexta en los últimos siete partidos de la ACB desde la debacle de Tenerife, se volvió a fraguar sobre los hombros de la pareja de pivots más en forma de la Liga Endesa, Bojan Dubljevic y Will Thomas. Con los dos jugadores a este nivel, la entidad de Juan Roig sigue con el cartel de aspirante, mientras no se demuestre lo contrario, en las tres competiciones. Montenegrino y americano se divirtieron en la pista, regalándose alguna asistencia mutua, para combinar 29 puntos, 12 rebotes y 38 de valoración. Es cierto que ese nivel excelso está siendo un obstáculo para el crecimiento de Mike Tobey puesto que el propio jugador, más bisoño que sus compañeros, se frustra al no encontrar de momento el camino para que no se note tanto en la pista la bajada de nivel con sus rotaciones. Esa situación real, ayer Tobey terminó el partido con un -1 de valoración y -7 en el +/- en pista, también debe servir de motivación. El +/- combinado de Will Thomas y Dubljevic fue de +43.

Will Thomas y Dubljevic lideran el triunfo taronja donde la gran noticia es el paso al frente de Sastre que aumenta la rotación para Ponsarnau

Ese acicate, el de que los compañeros que están por delante tengan un mejor tono, ha servido para que Diot y Sastre vayan metiendo la cabeza algo que, por otra parte, sigue empujando a Sergi García hacia la puerta de la cesión. El tercer base y el quinto alero actual en la rotación de Ponsarnau sacaron el mono de faena para ayudar. El paso al frente del balear fue significativo, puesto que su defensa sobre Eriksson y la pérdida del miedo a entrar a canasta le sirvieron para, durante el partido, adelantar en la rotación a Matt Thomas o Rafa Martínez y rozar los 17 minutos en pista.

La canasta a tablero de Paulí en la última décima de la primera parte, con el Valencia Basket con tres faltas de equipo y sin parar ese ataque, fue el mejor resumen de los dos primeros cuartos, donde el desconcierto fue la palabra más definitoria del partido (41-41). Los jugadores de ambos equipos se mutaron con un arbitraje sin sentido que fue dando bandazos para dejar cinco faltas de ataque en el bando taronja, contactos claros sin pitar sobre Will Thomas de Balvin y una técnica para Albert Oliver tras un cambio en la tendencia (habitual desde que la ACB es ACB) que cambió el cabreo de banquillo. De lado a lado.

El estirón en el arranque de la segunda parte de 16-6 (57-47) fue clave para sumar confianza

Mucho antes de todo eso, el conjunto taronja comenzó muy metido en el encuentro (6-2) pero el Gran Canaria, con esa dureza competitiva que da disputar la Euroliga, se levantó con un parcial de 2-11 y subiendo el nivel de intensidad en defensa (8-13). Los hombres de Ponsarnau se levantaron al final del primer cuarto (19-21) pero la segunda falta de Dubljevic, avisado de técnica, al inicio del segundo comenzó a complicar el encuentro (21-27). Ante la inoperancia de Tobey tuvo que ser Will Thomas el que se emparejara con Balvin para revertir la situación. Desde la máxima renta canaria, un parcial de 20-6 con Labeyrie intenso en ambas zonas y los puntos de Van Rossom pusieron la máxima renta local (41-33). No fue la última voltereta de la primera parte, puesto que el 0-8 final subió el citado 41-41.

En los últimos dos minutos se demostró el hambre competitivo al buscar un mejor average

Dubljevic llevaba tantos minutos sentado en el banquillo por su problema con las faltas que lo primero que hizo en el tercer cuarto fue fabricarse una canasta (43-41). Van Rossom estiró la renta y el Valencia Basket pegó un estirón para empezar a aprovechar el desgaste de Euroliga del Gran Canaria, la losa del equipo amarillo en la primera vuelta de la ACB, y con un parcial de 16-6 en el arranque de la segunda parte poner la máxima diferencia hasta entonces (57-47). El problema, como ocurrió en el segundo cuarto, es que los visitantes volvieron a fabricar un parcial final de 0-8 para cerrar el periodo y resetear de nuevo sus opciones (57-55).

Lsa claves

Ganar sin el triple:
El Valencia Basket demostró que se puede ganar un partido en el actual baloncesto con un día negado en el triple, donde los taronja se fueron a un 5 de 18 (28%).
Fortaleza interior:
Las torres del Gran Canaria no impidieron que el resultado de los puntos en la pintura fuera un clamoroso 52-24 para los locales.
La defensa tras desgaste:
Los valencianos habían preparado un partido para aprovechar el desgaste del rival por la Euroliga. El Gran Canaria sólo anotó 26 puntos en la segunda parte.
La temporada de Will Thomas:
Aunque la victoria fue coral, la temporada de Will Thomas sigue siendo sobresaliente. Ayer, su +/- en la pista fue un rotundo +24.

El equipo de Víctor García estiró el parcial hasta un 0-10 en el arranque del cuarto decisivo (57-57) pero Sastre y el binomio interior Thomas-Dubljevic no quisieron dejar que las dudas sobrevolaran en la Fonteta con un zarpazo de 6-0 (63-57) que se estiró hasta un 21-8 a dos minutos del final (75-65) que dejó sentenciada la victoria. Esos últimos 120 segundos sirvieron para testar el hambre competitivo del equipo de Ponsarnau. El técnico no los utilizó para dar descanso, o más minutos de rotación a los menos habituales, sino que insistió en seguir apretando en la pista para intentar aumentar un average que aún puede tener su importancia en la última jornada. Ese último plan salió perfecto, puesto que la máxima renta del partido coincidió con el resultado final (83-67). Con el billete para la Copa con la categoría de virtual es buen momento para ponderar la reacción del Valencia Basket tras la debacle de La Laguna. Desde aquella dolorosa derrota en Tenerife, los taronja han ganado 6 de sus últimos 7 partidos en la Liga Endesa.

83 Valencia Basket (19+22+16+26)

Van Rossom (12), Rafa Martínez (-), Doornekamp (4), Will Thomas (11), Dubljevic (18) -cinco titular- Abalde (4), Labeyrie (6), Diot (-), Tobey (2), Vives (10), Matt Thomas (12) y Sastre (4).

67 Herbalife Gran Canaria (21+20+14+12 )

Oliver (5), DJ Strawbeery (12), Rabaseda (3), Báez (4), Balvin (4) -cinco titular- Magette (-), Eriksson (11), Pasecniks (2), Paulí (14), Fischer (4) y Tillie (8).

Árbitros:
Cortés, Manuel y Padrós. Sin eliminados.
Incidencias:
Partido correspondiente a la décimo sexta jornada de la Liga Endesa disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 7.338 espectadores.
 

Fotos

Vídeos