El líder silencia al infierno

Mike Tobey hace un mate ante el Unicaja./J. Signes
Mike Tobey hace un mate ante el Unicaja. / J. Signes

El Valencia Basket da un golpe al Top 16 con una sufrida victoria en casa del Limoges

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

El Beaublanc de Limoges dejó de ser territorio maldito para el Valencia Basket. El Limoges, también. El conjunto taronja sacó ayer una sufrida victoria de la 'bombonera' (el ambiente de sus vetustas gradas es sencillamente espectacular) que le permite otear el horizonte del Top 16 como líder invicto de su grupo con un balance de 2-0 y un +16 de average. Teniendo en cuenta que los resultados de la segunda fase cuentan para los cruces, el pasito a pasito de los valencianos comienza a ser el de un equipo que quiere optar a su cuarto título europeo y, lo que es lo mismo, a regresar por la puerta grande a la Euroliga la próxima temporada.

Dubljevic volvió a demostrar los motivos que le han llevado a ser, por números, uno de los mejores pivots de la historia de la competición. El montenegrino completó uno de sus mejores partidos del curso, partiéndose la cara con toda la batería de interiores del Limoges, y con una tarjeta de visita de 12 puntos, 12 rebotes y 26 de valoración. Otra de la noticias destacadas del encuentro fue el regreso de Diot. El francés fue titular, somatizó toda la ira de la afición local y jugó 10 minutos de calidad, donde aportó 9 puntos, 11 de valoración... y una paciencia infinita escuchando 'caricias' desde la grada cuando era entrevistado por la tele francesa mientras la afición seguía abandonando el recinto.

El 7-0 inicial fue un calco del domingo por la mañana en Badalona... con la gran diferencia de que en esta ocasión el despertar taronja fue inmediato. Como un espasmo del que no quiere pasar por la misma pesadilla dos ocasiones seguidas en cuatro días. Hasta al Limoges y a su público les cogió con el pie cambiado el despertar de la bestia. Con la batuta del mejor Diot y los puntos de Dubljevic, los valencianos amasaron un parcial de 3-22 en cinco minutos que puso patas arriba el marcador (10-22). Desde esa posición de privilegio, los visitantes controlaron el primer cuarto (18-28) .

74 Limoges

Taylor (10), Hardy (12), Bouteille (12), Miles (9), Samuels (2) -cinco titular- Inglis (5), Rouselle (3), Boutsiele (6) y Howard (15)

79 Valencia Basket

Diot (9), Rafa Martínez (7), Abalde (7), Will Thomas (15), Dubljevic (12) -cinco titular- Labeyrie (-), Van Rossom (8), Tobey (6), Vives (2), Matt Thomas (9), Sastre (-) y Doornekamp (4)

PARCIALES:
18-28, 19-18 (37-46), 13-18 (50-64) y 24-15 (74-79)
ÁRBITROS:
Gkontas (GRE), Dragojevic (CRO) y Hordov (CRO). Eliminaron por faltas personales al local Miles (m.26)
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la segunda jornada de la segunda fase de la Eurocopa disputado en el Palais des Sports de Beaublanc de Limoges ante 4.200 espectadores

La previsible reacción del Limoges en el segundo acto (19-18 de parcial hasta el descanso) fue atenuado por el acierto desde más allá del arco por parte de los hombres de Ponsarnau. A base de triples, el arma preferida de los franceses, se mantuvo en pie el Valencia Basket. El 9 de 22 al descanso (un 40%) fue decisivo para que se mantuviera la mayor parte de la renta amasada en el primer cuarto (37-46). Eso sí, el conjunto de Peronnet avisó del peligro que tiene cuando hombres como Taylor o Howard entran en racha. Ese era la bomba que tenía que desactivar el conjunto español en la segunda parte si quería dormir en casa. El equipo regresó en vuelo chárter tras el encuentro, con un 2-0 en el balance del Top 16.

El Valencia Basket cumplió el plan y apretó en la defensa exterior, lo que le permitió correr para dar dos golpes (46-59 y 50-64) que parecían sentenciar el partido al final del tercer cuarto, que se cerró con un triple de Diot y las iras del público con el galo. El Limoges apretó en los últimos minutos (71-77) pero una canasta de Van Rossom (71-79) y dos buenas defensas sentenciaron la victoria y el liderato del Top 16.

 

Fotos

Vídeos