La Fonteta decide la serie

Herbalife Gran Canaria - Valencia Basket./EFE
Herbalife Gran Canaria - Valencia Basket. / EFE

El Gran Canaria fuerza el desempate ante el Valencia Basket | La falta de ideas y de gasolina en el bando taronja y el acierto en el triple y la fortaleza interior canaria permiten un claro triunfo del equipo amarillo

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENALas Palmas

Los ocho equipos que disputan cada temporada el playoff de la Liga Endesa luchan durante 34 partidos de la liga regular para tener la ventaja de campo en la eliminatorias por el título que permitan tener el apoyo de su afición en los partidos de desempate. En esa situación está, desde anoche, el Valencia Basket. Seguro que el fastidiado viaje de regreso, sin casi tiempo para descansar en el hotel, será más duro de lo habitual por la contundencia del 97-70 en el marcador. Una derrota dura, mucho, pero que supone un 1-1. El mismo marcador con el que regresó hace un año la eliminatoria de cuartos de final ante el Barcelona, tras caer 91-79 en el Palau. Aquella historia terminó con el Valencia Basket en semifinales, certificando la Euroliga... y ganando la Liga Endesa.

Los valencianos, una vez superado el golpe, deben motivarse con otro dato objetivo. La victoria del Barça en Andorra abre la posibilidad de que mañana por la noche, el conjunto de la Fonteta salga del pabellón con el billete para la Euroliga. Para que eso ocurra, debe ganar su partido ante el Gran Canaria y que el Barcelona tumbe al Andorra. Será la séptima vez que en el pabellón de Hermanos Maristas se decida una eliminatoria de playoff, con un balance favorable para los locales de 4-3. Los últimos dos precedentes, el citado frente al Barça y el de 2014 contra el Cajasol, cayeron de su lado.

97 Herbalife Gran Canaria

Oliver (5), Radicevic (2), Rabaseda (22), Báez (9) y Fischer (0) -quinteto inicial-, Eriksson (15), Mekel (13), Seeley (0), Balvin (6), Pasecniks (8), Paulí (10) y Aguilar (7)

70 Valencia Basket

Van Rossom (11), Sastre (5), San Emeterio (10), Thomas (6) y Dubljevic (11) -quinteto inicial-, Abalde (2), Vives (3), Buva (2), Green (6), Doornekamp (1), Hlinason (6) y Martínez (7)

PARCIALES:
22-21, 24-12 (46-33), 26-24 (72-57) y 25-13 (97-70)
ÁRBITROS:
García González, García Ortiz y Oyón. Eliminaron por personales a Xavi Rabaseda (m. 37) y Vives (m. 40)
INCIDENCIAS:
Segundo partido de la eliminatoria de cuartos de final del «play off» al título de Liga Endesa, disputado en el Gran Canaria Arena ante 5.332 espectadores

El partido de anoche en Gran Canaria tuvo poca historia, puesto que salvo momentos puntuales el equipo de Casimiro puso más energía, la tienen sus jugadores en las piernas, volvieron a castigar en el rebote ofensivo y, el gran cambio con respecto al primer partido de la serie, anotaron 11 triples con un 50% de acierto y se fueron a los 97 puntos. Cuando Oliver anotó el 56-42, a seis minutos para el final del tercer cuarto, ya habían encestado los mismos puntos que en el envite que abrió la serie en la Fonteta.

Un parcial de 24-10 en el segundo cuarto permitió a los locales amasar una renta decisiva

Al descanso, Buva era el jugador taronja con el peor ratio en la estadística del +/-, con un -11, mientras que Hlinason fue, junto a Abalde, el único integrante del equipo de Vidorreta en tener un registro positivo, con un +1. Precisamente, una canasta tras reverso del islandés otorgó al Valencia Basket la última ventaja de la primera parte, en los compases iniciales del segundo cuarto (22-23). Desde entonces, los valencianos fueron barridos de la pista por el conjunto amarillo. Con un parcial de 12-2, el Gran Canaria recuperó la ventaja en el marcador (34-25) y, aunque no mató el encuentro en los siguientes ataques y los valencianos lo aprovecharon para acercar distancias (36-31 tras una técnica a Paulí), estiraron ese parcial hasta un 24-10, con canasta final del propio Paulí, para marcharse al descanso con la máxima renta (46-33). La bajada de los porcentajes de tiro, del 5 de 6 en triples en el primer cuarto al 1 de 5 en el segundo, y la superioridad en el rebote de los canarios (18-10 en el total con 6 ofensivos) fueron letales para los taronja. Por entonces ya había quedado muy lejos el gran inicio del Valencia Basket (6-10) y la reacción al primer arreón del Gran Canaria con dos triples del capitán Rafa Martínez, que permitieron a los visitantes recortar la distancia al final del primer cuarto (22-21).

decisivaHlinason mostró un mejor tono que Buva y la merma física de Dubljevic debe dar opciones al islandés

Rabaseda, el MVP del encuentro, comenzó anotando en el tercer cuarto (48-33) y, aunque los valencianos intentaron reaccionar, el intercambio de canastas ya no les servía de mucho (72-57 al final del tercer cuarto). Ahí se murió el partido. Queda una última bala. En la Fonteta.

 

Fotos

Vídeos