Un récord para defender un estilo

Un récord para defender un estilo

El Valencia Basket anota 22 triples y mejora la marca histórica de la Liga Endesa | El equipo taronja blinda la cuarta plaza tras la derrotas de Fuenlabrada, Andorra y Gran Canaria y aumenta a dos la ventaja con sus perseguidores

JUAN CARLOS VILLENA

El Valencia Basket trituró en San Sebastián el récord de triples anotados por un equipo en un partido de la ACB, con 22. Curiosamente, la anterior marca estaba en posesión de los valencianos, desde abril de 2016, con 21 encestados. En el mismo lugar y ante el mismo rival. Es decir, en sus dos últimas visitas al conjunto vasco los valencianos se han llevado en el zurrón 43 triples anotados. Una auténtica locura. Ayer, además, la imponente marca fue el símbolo de la defensa de un estilo de juego. Denostada por algunos pero con el viento a favor de los nuevos tiempos. Los números, además, dan la razón al actual Valencia Basket.

Que el conjunto de Vidorreta es un equipo que basa su potencial en ataque en la fortaleza en el triple es una evidencia a estas alturas, pero ese arma conviene tenerla en cuenta cuando en una misma temporada un equipo aparece como el que más anota y con el mejor porcentaje. Es decir, los 11,15 triples por partido que los taronjas encestan (dato actualizado tras la exhibición de ayer) no tendrían mucho valor si no fueran acompañados del 42,27% de acierto hasta la fecha, 290 de 686. El que más mete y el que mejor tira. Doornekamp, ya en el último minuto, entró en la historia anotando el vigesimosegundo en la cuenta valenciana. Encestó cinco, los mismos que un Rafa Martínez que celebró por todo lo alto su partido 500 en la ACB. El modelo llevado al extremo, puesto que el Valencia Basket anotó tan sólo cinco canastas de dos. Es decir, el 81,5% de las canastas de campo fueron triples. Entre los dos equipos sumaron 32 triples, la segunda mejor marca de la historia.

La victoria en San Sebastián, unida a las derrotas del Fuenlabrada, Gran Canaria y Andorra, permite a los valencianos blindar la cuarta plaza con dos victorias de ventaja con respecto a sus perseguidores. El jueves, ante el Baskonia, se meterá en la lucha por el segundo puesto si vence al equipo de Pedro Martínez.

77 Delteco GBC

Dani Pérez (9), Pardina, Swing (13), Clark (5), Agbelese (6)- cinco inicial- Norel (6), Chery (20), Fakuade (8), Van Lacke (4), Salvó (3), Oroz, Beraza (3)

95 Valencia CF

Van Roosom (6), Abalde, Doornekamp (17), Martínez (15), Dubjevic (13)- cinco inicial- García (10), Williams (4), Sastre (13), Green (11), Thomas (6)

PARCIALES:
10-31, 21-24 (31-55), 23-15 (54-70) y 23-25 (77-95)
ÁRBITROS:
Cortés, García Ortiz y Zamorano. Eliminado por personales Agbelese
INCIDENCIAS:
3.300 espectadores en el pabellón San Sebastián Arena 2016

Los taronja vieron el aro durante la primera parte como una piscina de grande. Desde cuanto más lejos, mejor. Al paso por vestuarios, de los 29 tiros de campo 20 fueron desde más allá de los 6 metros y 75 centímetros. Con 14 aciertos. Una auténtica máquina de meter triples que ya olía a récord, donde Rafa Martínez, Doornekamp y Dubljevic, con tres aciertos cada uno, sumaron una estadística de nueve de nueve. Con unos números así el Delteco GBC pudo dar gracias a que el marcador al descanso no fuera escandaloso, puesto que el conjunto vasco aprovechó los únicos minutos de despiste defensivo de su rival para maquillar su marcador (31-55).

Lo mejor para el conjunto de Vidorreta es que el golpe encima de la mesa no fue un espasmo durante la primera parte sino una tendencia desde el primer segundo. A los cuatro minutos de partido el marcador del San Sebastián Arena reflejaba un 0-17, con cinco triples anotados para el bando visitante. El único jugador local que respondió al tsunami taronja fue Chery, que monopolizó los 10 puntos de su equipo al final del primer cuarto (10-31), al que se llegó con un 0-45 de valoración y con un buen nivel de intensidad de Latavious Williams.

El GBC, con un parcial de 15-3 en el inicio de la segunda parte, metió durante unos segundos el miedo a su rival, con la bajada del porcentaje en el acierto del triple (46-58), aunque los valencianos salvaron el tercer cuarto con el decimoséptimo en su cuenta, de la mano de Sergi García, para poner el 54-70. En el último, el conjunto vasco llegó a ponerse a nueve (66-75) pero el Valencia Basket sentenció, como no, a base de triples. Defendiendo su estilo.

Más Valencia Basket

.

 

Fotos

Vídeos