Rafa Martínez habla en la pista

Rafa Martínez, entre Vives y Dubljevic./ACBPHOTO / A. A.
Rafa Martínez, entre Vives y Dubljevic. / ACBPHOTO / A. A.

El Valencia Basket acaba quemándose en el fuego de Miribilla, con el que fue su eterno capitán como verdugo

JUAN CARLOS VILLENABilbao

A Rafa Martínez se le acumuló este domingo el trabajo en Miribilla. En un tiempo récord, era su primer partido para su nueva afición, ya se ha metido en el bolsillo a la afición del Valencia Basket además de la capitanía que le concedió Álex Mumbrú sabedor de todo lo que puede dar el de Sampedor en un vestuario. Lo primero que hizo la leyenda taronja nada más ganar un partido donde fue el mejor sobre el parquet fue ir a consolar a los que fueron sus compañeros, poniéndose por unos segundos de nuevo el brazalete del capitán del Valencia Basket. En la vida, lo más importante no se compra con dinero. Se consigue con el trabajo y con el corazón. Los gestos de los jugadores del Bilbao Basket recuerdan a los que tenía en la Fonteta con los que vestían de naranja. Cambia la ciudad y la camiseta pero Rafa Martínez volvió a hablar sobre la pista. Para decidir un partido, como lo ha hecho durante tanto años en el Valencia Basket. Por si alguien tenia dudas de ello.

La actuación del de Sampedor fue determinante. No sólo por los números, donde fue el máximo anotador y valorado del encuentro con 16 y 22, sino porque fue el protagonista de los momentos clave. En el arranque fue el estilete, Mumbrú utilizó su evidente motivación, y en el 11-5 ya acumulaba 6 puntos, abrió el partido con un triple marca de la casa, y 8 de valoración. Cuando los valencianos se pusieron a once (61-50) hizo recuperar el aliento a Miribilla con cinco puntos seguidos (66-50) y anotó los dos tiros libres que cerraron la victoria. Demostró, una vez que ha mejorado de sus problemas en la rodilla tras recibir un tratamiento en verano en Alemania, que aún le queda cuerda.

El Bilbao Basket alcanza una máxima ventaja de 55-34 y los taronja, pese a rozar la remontada al final, nunca pueden ponerse por delante

El Valencia Basket jugó con fuego en Miribilla y se acabó quemando. Tras su brillante victoria coral frente al Andorra en el estreno de la Liga Endesa se mostró durante la primera parte como una caricatura de aquel equipo. El 71-33 en la valoración al descanso fue sonrojante para un equipo de Euroliga. Por momentos, la 'pintada de cara' recordó a lo sucedido en Tenerife hace casi un año natural. El conjunto vasco zarandeó a un grupo que ni defendía, en plena sangría anotadora del rival tenía una falta de equipo, y que en ataque sólo sabía tirar triples. Un recurso del baloncesto moderno pero que 'canta' cuando se abusa con un 29% de acierto para firmar una primera parte para olvidar con 17 triples lanzados y 12 canastas de dos.

Protagonista del Bilbao Basket - Valencia Basket

Rafa Martínez
fue el verdugo de su exequipo, con 16 puntos y 22 de valoración en sólo 20 minutos en pista, donde también capturó 2 rebotes y dio 6 asistencias.

El problema más grave es que el paso por vestuarios no despertó al Valencia Basket, que comenzó con dos fallos seguidos de un desacertado Abalde y la máxima renta de los hombres de negro con canasta de Rouselle (55-34). Un triple de Motum, de lo mejor de su equipo junto a Vives, Van Rossom y San Emeterio en la segunda parte, sirvió como despertador y el parcial arrastrado hasta el inicio del último cuarto fue un 16-35, incluyendo un 0-12 en el arranque del periodo decisivo. El Valencia Basket fue ganando confianza gracias a sus mejores minutos defensivos del partido y a los minutos en los que no estuvo en pista Rafa Martínez en esa horquilla de 14 minutos donde pusieron un 71-69 tras canasta de Van Rossom que hizo temblar a Miribilla.

83 RETAbet Bilbao Basket

Rousselle (9), Rafa Martínez (16), Bouteille (13), Kulboka (14) y Balvín (7) -cinco inicial-; Schreiner, Brown (6), Sergio Rodríguez (5), Cruz (8) y Lammers (5)

79 Valencia Basket

Van Rossom (14), Abalde, Marinkovic (3), Doornekamp (3) y Dubljevic (10) -cinco titular-; Quino Colom (2), Vives (15), San Emeterio (7), Sastre, Labeyrie (4), Motum (13) y Tobey (8)

parciales:
28-18, 25-16 (53-34); 18-23 (71-57) y 12-22 (83-79) (final)
ÁRBITROS:
Carlos Peruga, Rafael Serrano y Cristóbal Sánchez
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga Endesa, disputada en el Bilbao Arena de Miribilla ante unos 8.000 espectadores

El gran problema para los valencianos es que no llegaron a culminar la remontada. Boutelle contestó (73-69) y Rouselle hizo lo mismo cuando Motum volvió a poner a dos puntos a su equipo (75-71). Un triple de Kulboka comenzó a encarrilar un partido (78-73) que parecía sentenciado con otro triple Rouselle a falta de un minuto (81-74). El Valencia Basket se agarró al partido con un parcial de 0-5 (81-79) pero Rafa Martínez sentenció.

Solá, sobre la marcha del de Sampedor: «A todos nos hubiera gustado que se jubilara en Valencia»

Tras el homenaje a Salgado, se produjo el último encuentro entre la leyenda taronja y sus excompañeros y directivos. El presidente Vicente Solá reconoció a LAS PROVINCIAS el que hubiera sido un deseo compartido: «A Rafa le hemos prometido que tendrá su camiseta colgada en la Fonteta. ¿Si le hubiera renovado? Como aficionado diría que sí pero como directivo son los técnicos los deciden que es lo que se precisa para luchar por los objetivos. A todos nos hubiera gustado que se jubilara en Valencia». A Rafa Martínez, eterno capitán, sólo le preocupaba mandar un mensaje de calma a la que fuera su afición: «Que la gente esté tranquila que el Valencia Basket va ir hacia arriba. Mi objetivo es disfrutar del baloncesto porque el año pasado no lo puede hacer. Siempre juego con la máxima energía». Ponsarnau reconoció que con él el Bilbao ha hecho «un fichaje extraordinario».

El partido, minuto a minuto