Gran Premio de Gran Bretaña

Quartararo manda en el día del regreso de Lorenzo

Fabio Quartararo, de Petronas Yamaha SRT Team, enSilverstone/EFE
Fabio Quartararo, de Petronas Yamaha SRT Team, enSilverstone / EFE

El nuevo asfalto y las buenas condiciones meteorológicas permitieron a los pilotos del Mundial de Motociclismo protagonizar un día en el que se rebajaron todos los registros en el circuito británico

BORJA GONZÁLEZSilverstone

Los pilotos del Mundial de Motociclismo volaron en Silverstone. O más bien volaron gracias al nuevo asfalto, una obra que esta vez sí que funcionó, no como en 2018, cuando ese mismo fue el factor que marcó un gran premio cuyas carreras terminaron canceladas (por aquella combinación de asfalto, baches y lluvias).

En Moto3 Tony Arbolino rebajó en el primer entrenamiento libre en más de cuatro décimas la mejor vuelta dada nunca al trazado británico, que estaba en posesión de Jorge Navarro desde 2015; en Moto2 esa mejoría fue de 1.4 segundos, precisamente lo que Navarro le quitó al récord de Sam Lowes que también duraba cuatro años; en MotoGP fue Fabio Quartararo, el más veloz tanto por la mañana como por la tarde, el que mejoró lo marcado por Marc Márquez en 2017, cuando el actual líder de la clase reina dejó un registro que parecía imposible de 1'59.941, en un entrenamiento oficial en el que se convirtió en el primer minuto en bajar de los dos minutos en Silverstone; el francés dejó esa marca en 1'59.225, con otros cuatro pilotos girando en menos de esos 120 segundos: el propio Márquez, Maverick Viñales, Valentino Rossi y Cal Crutchlow.

Tres Yamaha metidas en los cinco primeros puestos, en una señal del buen encaje de la moto japonesa en el circuito británico, en unas buenas condiciones de temperatura y, sobre todo, de agarre.

Márquez se fue al suelo en el inicio de la segunda sesión, sin hacerse mucho daño en su primera caída desde la que sufrió en mayo en el Gran Premio de Francia

«Aquí tenemos una oportunidad», reconoció Rossi, cuya mejor vuelta había sido anulada por sobrepasar los límites de la pista en la curva 6 y 'repescada' posteriormente tras la comprobación de la grabación, algo que también benefició al súper tiempo de Quartararo, y al japonés Nakagami, aunque las imágenes dejaron lugar a alguna duda en un punto que los pilotos consideran demasiado ajustado (sólo en el segundo libre de MotoGP se cancelaron 44 giros). «La sensación es buenísima», apuntó por su parte Viñales. «Cuando hay grip todo el mundo está contento. Es una pista donde antes se sufría muchísimo porque había poco grip y muchos baches, una combinación muy mala. Pero este año desde la primera vuelta hemos podido rodar rápido y fácil. La pista ha mejorado un montón».

«Las Yamaha creo que están por encima de las Ducati y nosotros estamos ahí; no se ha acabado de ver perfectamente pero tanto Maverick como Quartararo han salido con neumático usado en el FP2 y han sido los dos que han tenido mejor ritmo, sobre todo Quartararo» marc márquez

El de Yamaha fue uno de los señalados por Márquez como rivales a batir tras lo visto en un primer día que dejó algunas pistas que tendrán que corroborarse mañana. «Las Yamaha yo creo que están por encima de las Ducati y nosotros estamos ahí; no se ha acabado de ver perfectamente pero tanto Maverick como Quartararo han salido con neumático usado en el FP2 y han sido los dos que han tenido mejor ritmo, sobre todo Quartararo», analizó Márquez, de nuevo muy sólido en un circuito en el que no gana desde 2014. «Yo creo que son los dos pilotos que están un poco por encima, y la moto también trabaja bien. Si se ve la clasificación las cuatro Yamaha están delante y en este circuito trabajan bien, pero también tenemos puntos fuertes nosotros y es ahí donde tenemos que trabajar y entender cómo mejorar para poder poner las cosas difíciles».

Lorenzo, el 22 a 3'7 segundos

El que vivió una jornada complicada, una más, fue Jorge Lorenzo, en su regreso a la actividad. El mallorquín, en un trazado en el que ha ganado tres veces, terminó último, a más de tres segundos y medio del primero, envuelto aún en mar de dudas físicas, que se suman a la falta de adaptación a la Honda que arrastra desde el principio de su aventura. «Nunca he sido realmente competitivo con la moto y si añades esta grave lesión que he tenido todavía lo complica mucho más, como se han visto en los tiempos de hoy. Es una combinación de todo, de estar dos meses parado con esta lesión de espalda y haber perdido tanta masa muscular. Es la situación que hay y no es que me esté paseando, porque estoy intentando dar lo mejor de mí, pero ni el físico ni la lesión me permite ir mucho más rápido», confesó (también su temor a sufrir una caída), tras la jornada de reencuentro con la dirigencia del Repsol Honda, después de los movimientos reconocidos en los que se le buscó una plaza en Ducati, algo que no ha sentado demasiado bien en su escudería, lo que se evidencia en ese reconocimiento de Lorenzo de haber tenido que telefonear a Alberto Puig para aclarar lo sucedido y afirmas su compromiso con el proyecto.

Marc Márquez fue segundo el primer día en Silverstone
Marc Márquez fue segundo el primer día en Silverstone

«Hacía mucho tiempo que no me reencontraba con los miembros del equipo, desde mi caída en Assen. Ha sido bueno volver a hablar con ellos, con Takeo (Yokoyama, director técnico), Alberto y Kuwata san (Tetsuhiro, director de HRC), y aclarar las cosas, los rumores que surgieron y mirar para adelante. Ellos entienden la situación que estoy pasando y no me piden nada, simplemente que ruede y que me acople poco a poco a la moto. Y ya está», zanjó tras una primera jornada poco prometedora.