GP de Malasia | Moto2

Bagnaia reina en un podio liderado por Marini

El piloto italiano Francesco Bagnaia celebra en Sepang (Malasia) su título de Moto2./Efe
El piloto italiano Francesco Bagnaia celebra en Sepang (Malasia) su título de Moto2. / Efe

Con 32 puntos de ventaja en la clasificación general de pilotos respecto al portugués Miguel Oliveira, el italiano ya es inalcanzable

BORJA GONZÁLEZSepang (Malasia)

La carrera de Moto2 tuvo poca historia, o si se quiere, su transcurso no dejó nada interesante, aunque sí su conclusión. Ya había advertido el autor de la pole, Alex Márquez, que su vuelta rápida había sido espectacular, pero que le faltaba algo de ritmo para la carrera, algo que se notó desde el inicio. Márquez también apuntó a dos nombres, Fabio Quartararo, y Luca Marini. Y fue este último, el hermanastro de Valentino Rossi, el que se lució, completando una carrera perfecta con dominio de principio a fin. Marini eligió para estrenarse en la victoria un día espectacular, el que iba a ser de la coronación de su compañero de equipo, Pecco Bagnaia, en el segundo título para la academia de su hermanastro. El rival por el título de Bagnaia, Miguel Oliveira, intentó desde la partida hacer lo máximo que podía, ganar, y esperar a que su rival no subiese al podio, el requisito que podía cerrar el Mundial de Moto2. Oliveira apretó, lo intentó, pero vio que no iba a haber manera. Y Bagnaia se agarró al tercer puesto en carrera sabedor de que la cuestión era ver pasar las vueltas sin cometer errores. «Veía que tenía a Pasini detrás, pero como nos conocemos bien, pensaba que no me adelantaría, pero no quería dejar de tirar porque si te pones a pensar en otras cosas en lugar de estar al cien por cien concentrado puedes cometer errores», explicó tras la carrera y ya coronado.

«Ha sido un campeonato muy difícil porque Miguel (Olivera) ha sido toda la temporada muy constante y nosotros hemos tenido que ganar más. A veces hemos cometido errores, hemos tenido mala suerte, pero siempre hemos estado ahí. Tengo que dar las gracias a mi equipo, que ha sido clave en este título, porque juntos hemos ganado, juntos hemos perdido, pero también juntos hemos crecido. Juntos somos campeones del mundo y es una emoción muy grande».

Con 32 puntos de ventaja en la clasificación general de pilotos respecto al portugués Miguel Oliveira (KTM), segundo en el GP de Malasia, y con solo una carrera para el fin de la competición, Bagnaia ya es inalcanzable en el campeonato mundial.

Más información

Fotos

Vídeos