Natación | Mundiales

El polémico Sun Yang obliga a la FINA a modificar su reglamento

Sun Yang (2i) increpa a Duncan Scott (d). /AFP
Sun Yang (2i) increpa a Duncan Scott (d). / AFP

La Federación Internacional exige a los deportistas «evitar todo comportamiento ofensivo o inapropiado durante la competición, incluidas las ceremonias protocolarias»

ELODIE SOINARDGwangju

Después de los incidentes en las ceremonias protocolarias en los Mundiales en torno a la estrella china Sun Yang, la Federación Internacional de Natación (FINA) incluyó un nuevo artículo en su reglamentación «para tener una base legal si estos se reproducen», explicó este viernes el director de la FINA, Cornel Marculescu.

El domingo, durante la ceremonia de los 400 metros, y después el martes en la de los 200 metros, dos pruebas ganadas por Sun (22 años), el australiano Mack Horton, y el británico Duncan Scott (22 años) manifestaron su rechazo al nadador chino, rodeado de sospechas de dopaje.

El primero se negó a subir al podio y el segundo declinó darle la mano. Ninguno de los dos quiso posar para la foto para el recuerdo en el podio. Sun respondió a Scott con ira gritándole «¡He ganado, he ganado, tú eres un perdedor, yo un ganador!», una vez descendieron del podio.

En un primer momento, Horton y Scott -ampliamente apoyados por el resto de nadadores- recibieron una advertencia de la FINA, por «comportamiento inapropiado». Al igual que el triple campeón olímpico chino.

Sin embargo, la organización dio un paso más al introducir una nueva cláusula en su reglamento. «Los nadadores deben participar activamente en el desarrollo completo de la competición, incluidas las ceremonias protocolarias, y en el caso correspondiente, en las presentaciones o/y conferencias de prensa. Deberán evitar todo comportamiento ofensivo o inapropiado hacia los oficiales, los otros participantes, los miembros de los equipos o/y los espectadores durante el desarrollo completo de la competición», se puede leer en el comunicado de la FINA.

«No meterse en política»

«Toda declaración o comportamiento que tenga un cariz político, religioso o discriminatorio está estrictamente prohibida», añade. «La FINA tomará todas las medidas necesarias en caso de violación (de esas reglas) durante las competiciones», escribe la organización.

Según la reglamentación de la FINA, la horquilla de sanciones va desde una simple advertencia a una retirada de medallas, pasando por una multa, una suspensión, una exclusión y una anulación de resultados.

«Lo añadimos para estar seguros de tener una base legal si algo así se repite», explicó Marculescu a la agencia AFP. «Esta situación no tuvo nada bueno para la imagen del deporte. No queremos meternos en política», añadió.

La presencia de Sun en los Mundiales de 2019 irrita a muchos nadadores, ya que el astro chino está en el centro de un rocambolesco control antidopaje que se remonta al pasado mes de septiembre, cuando rompió con un martillo una muestra de sangre, aunque no fue sancionado por la FINA por defecto de forma.

Por otro lado, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) recurrió la decisión de la FINA y el nadador chino será escuchado por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) en septiembre. Ya suspendido tres meses por dopaje en 2014, se expone a una suspensión de por vida por reincidencia.