Selección

Sarabia: «Me ha costado, pero aquí solo están los elegidos»

Pablo Sarabia, durante el partido contra Rumanía en Bucarest. /AFP
Pablo Sarabia, durante el partido contra Rumanía en Bucarest. / AFP

El nuevo jugador del PSG no oculta su largo camino para llegar hasta la absoluta y se muestra ilusionado en que la selección vuelva a enganchar a la afición de la mano de Robert Moreno

R. C.Gijón

Pablo Sarabia se presentó en la sala de prensa de la escuela de Fútbol de Mareo con la sonrisa en la cara. Después de muchos años en las categorías inferiores ha logrado llegar a la absoluta, algo con lo que se rumoreó sobre todo después de su gran campaña en el Sevilla. «He trabajado mucho para estar aquí, no solo en Sevilla, también en Getafe. Es verdad que me ha costado pero aquí solo están unos elegidos y tengo la fortuna de estar aquí. Sabemos el nivel de la selección, es fantástico y con una amplia cartera de jugadores que tienen un gran nivel. Voy a trabajar para que continúe este sueño».     

El centrocampista del París Saint-Germain, que el día de la lista confesó haber telefoneado a su familia y a su novia antes de recibir la llamada de Dani Carvajal, se mostró «muy contento por haber hecho realidad un sueño» el jueves en Rumania, donde España logró el quinto triunfo de la fase de clasificación. He recibido muchas felicitaciones de gente muy cercana que sabe lo que supone para mí el día de ayer. Estoy disfrutando de este momento tan especial».      

Está encantado con ayudar a La Roja y por eso le da igual el puesto, aunque no oculta que es más trascendente cerca del portero rival. «Lo he dicho alguna vez, que me siento cómodo tanto en una banda como en otra. Si es verdad que estoy más agusto cuanto más cerca del área ando. Si tengo la opción de jugar intentaré aportar lo máximo para el equipo, ya sea en goles o asistencias», deseó.

En esta nueva etapa con Robert Moreno los jugadores, según Sarabia, ya saben «la idea que el míster nos intenta implantar desde el principio en los entrenamientos, en los vídeos, charlas y demás trabajo táctico para que en el césped se vea reflejada», aunque lamentó que «no ha habido mucho tiempo para trabajar».

El de Gijón ante Islas Feroe, al ser un homenaje a Quini y a la hija del exseleccionador Luis Enrique, será «un partido especial en todos los aspectos, personal y colectivamente. Lo peor de todo sería confiarnos y pensar que todo está hecho. Debemos afrontar cada partido con la mayor ilusión para ganarlo. Así se verá reflejado que vamos a por ello. Así será más fácil poder conseguir todos y cada uno de ellos. Vamos a intentar hacerlo bien para seguir con esta buena dinámica que tenemos en la fase de clasificación».

Por último, se mostró orgulloso al ver que «la afición ya está ilusionada y nosotros sabemos lo que tenemos que hacer, ganar cada partido. Debemos hacer todo lo que está nuestra mano poder ganar para que se puedan ilusionar. Tenemos que ir partido a partido y la afición irá ganando en confianza hacia nosotros y hacia el equipo», finalizó.