El padre de un alevín del Alboraya da un cabezazo y un puñetazo al técnico rival

El entrenador agredido.LP/
El entrenador agredido.LP

El joven entrenador del Meliana sufrió una fractura de nariz, fue trasladado en una ambulancia al Clínico y luego presentó denuncia

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

Otra brutal agresión en el fútbol base. Uno de los entrenadores de los equipos alevines del Meliana Club de Fútbol sufrió una fractura en la nariz tras recibir un cabezazo y un puñetazo en la cara por parte de un violento individuo, padre un niño del equipo rival, cuando el partido ya había terminado. Los violentos hechos ocurrieron sobre las 11.15 horas de la mañana en el campo municipal del Alboraya Unión Deportiva, donde se había celebrado el encuentro de la categoría de alevines de fútbol 8.

Tras un partido muy disputado con una victoria por la mínima del Meliana (3-4), los niños de 11 y 12 años realizaron estiramientos y luego entraron en el vestuario para ducharse. Los ánimos estaban alterados por un lance del juego que el árbitro había saldado con una tarjeta amarilla para un alevín del Meliana. «Mi jugador fue amonestado porque dio un empujón a otro niño del Alboraya, pero antes había recibido un codazo en la jugada y lo habían cogido por detrás de la camiseta para hacerle falta», explicó el entrenador agredido.

Algunos padres protestaron y gritaron sin que el incidente causara mayor revuelo, y poco después el Meliana marcó el gol de la victoria. «Terminó el partido con un poco de tensión, pero tampoco pensábamos que podría haber una reacción tan violenta de ese padre», afirmó el joven. «Yo le puse un poco de música a los chavales en el vestuario, como hago siempre después de todos los partidos, y salí para ver qué pasaba porque escuché otra vez gritos», añadió. El agresor se encaró entonces con el joven y espetó: «¡Tú no eres entrenador ni eres nada!».

Tras escuchar estas palabras despectivas, la víctima sacó de su cartera el carné de entrenador para mostrárselo al padre y este último reaccionó con una agresividad inusitada. Según los testigos, el agresor propinó un cabezazo al joven en la cara y después le dio un puñetazo. La víctima quedó aturdida tras los golpes y fue auxiliada por los padres de los niños del Meliana C. F.

Los menores se asustaron cuando oyeron los gritos y vieron a su entrenador con la cara ensangrentada. Una madre llamó al 112 para que acudiera la policía ante el temor de que hubiera más agresiones. «Mi hijo tenía miedo y no quería salir del vestuario hasta que no llegara la policía», señaló la mujer.

Una ambulancia se desplazó al lugar y trasladó al joven al Hospital Clínico Universitario de Valencia, donde un médico constató que los dos golpes en la cara le habían fracturado un hueso de la nariz y también le habían desviado el tabique nasal, lesiones por las que tendrá que ser sometido a una cirugía plástica dentro de unos días, según informaron fuentes médicas.

Tras salir del hospital, el joven acudió al cuartel de la Guardia Civil de Tavernes Blanques para presentar una denuncia contra su agresor por un delito de lesiones. Poco después de que el 112 recibiera el aviso del incidente violento, una patrulla de la Policía Local de Alboraya acudió a las instalaciones deportivas e identificó al individuo tras localizar a varios testigos. Uno de ellos fotografió al autor de la agresión y difundió la imagen por WhatsApp para reprobar la acción violenta.

El Alboraya prohíbe la entrada al campo al padre agresor

La directiva del Alboraya UD decidió este lunes prohibir la entrada al padre agresor a sus instalaciones: «Nuestra principal preocupación es que el menor no debe sufrir las consecuencias de los actos de los adultos. La Junta ha decidido que el jugador pueda seguir jugando en nuestro club y prohibir la entrada al padre de nuestro jugador a las instalaciones».

Comunicado del club: