Mundial 2018

Rusia 2018

Un reencuentro con el honor en juego

Un momento del Bélgica Inglaterra de la fase de grupos. /Reuters
Un momento del Bélgica Inglaterra de la fase de grupos. / Reuters

Bélgica e Inglaterra se juegan el tercer y cuarto puesto 16 días después de enfrentarse en la fase de grupos con los ojos en los delanteros y en la portería

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

«El partido por el tercer puesto es una completa estupidez». Una leyenda del fútbol inglés como Alan Shearer criticaba la final de consolación del Mundial de Rusia que disputarán Inglaterra y Bélgica en San Petersburgo. Será el único partido que se repita en esta Copa del Mundo -algo que no ocurría desde que Turquía y Brasil lo hicieran en Corea y Japón 2002- porque las dos selecciones que cayeron en semifinales se volverán a ver las caras 16 días de que se enfrentaran en la fase de grupos.

Si entonces el duelo decidió quién era primero del grupo G, ahora el objetivo será terminar tercero, un éxito para los 'diablos rojos' porque significaría la mejor clasificación de su historia en un Mundial, mejorando la cuarta plaza de México 1986; y también para los 'Pross', que no llegaban a semifinales desde Italia 1990, cuando terminaron cuartos tras ceder este duelo con Italia.

Pero una vez que el balón comience a rodar nadie pensará en ello y sólo tendrán el objetivo de ganar. Aquel día en Kaliningrado tanto Gareth Southgate como Roberto Martínez pusieron en el césped a jugadores poco habituales y el triunfo cayó del lado belga gracias a un gol de Adnan Januzaj, jugador de la Real Sociedad. Los 'diablos rojos' volverán a apostar por la solidez defensiva liderada por Thibaut Courtois y el juego ofensivo bajo la batuta de Eden Hazard y Kevin De Bruyne.

Roberto Martínez, que sólo ha perdido dos de los 26 partidos que ha disputado Bélgica -el debut ante España y el último frente a Francia-, sale reforzado del Mundial y con el objetivo de marcharse de Rusia con el buen sabor de boca que deja una victoria. «El partido por la tercera plaza no es una pérdida de tiempo, es un encuentro que queremos jugar y queremos hacer historia con una tercera plaza», advirtió el lateral Thomas Meunier, que volverá al equipo tras perderse las semifinales por sanción.

Morbo entre porteros

Una mentalidad ganadora que se repite en sus rivales por el tercer puesto. «Nos debemos a nosotros mismos y a los aficionados terminar bien Rusia 2018 y existe la posibilidad de una medalla, no todos tienen esa posibilidad en la vida, así que es una gran oportunidad», confesó el seleccionador inglés Gareth Southgate. El técnico cuenta con varias dudas para el choque porque la derrota ante Croacia en la prórroga dejó secuelas físicas en el lateral Trippier, autor del gol ante los balcánicos, el centrocampista Jordan Henderson y el central Kyle Walker. En caso de no poder disputar el partido, Southgate apostaría de inicio por Trent Alexander-Arnold en el lateral derecho, Gary Cahill en el centro de la zaga y Eric Dier como mediocentro.

Será curioso ver cómo se saludan Courtois y Pickford, que pelean por ser considerados el mejor portero del Mundial, después de que en ese duelo de la fase de grupos, con mayoría de suplentes, el belga había bromeado sobre la altura del meta del Everton en el gol de Adnan Januzaj. «Es diez centímetros más bajo que yo, creo que yo sí hubiera atrapado el disparo». Pickford le respondió tras el duelo ante Colombia. «Mucha gente cree que simplemente soy joven, pero esta ha sido mi segunda temporada en la Premier League y no siento que mi nivel esté muy lejos del de tipos como este (Courtois). No voy a dejar que me afecte. Fue sólo un partido de fútbol. Soy un tipo normal. Es sólo fútbol». Viendo que el tema se hacía más grande, Courtois tuvo que aclarar lo dicho tras ganar a Brasil. «Nunca me burlé de su altura, quiero dejarlo claro, porque nunca me reiría de la altura de un portero. Sólo dije eso porque creo que yo habría parado el disparo debido a mis 15 centímetros más de altura, sólo eso. Es un gran portero».

Duelo por la Bota de Oro

Además, los ingleses intentarán sacar provecho de su fortaleza en el balón parado, como demuestra que de sus doce goles en Rusia -récord mundialista para la selección- sólo tres fueron con la pelota en movimiento. El resto fueron en jugadas de estrategia: cuatro de córner, uno de falta directa, uno tras un remate de y tres de penalti.

Pero el duelo que nadie quiere jugar en un Mundial tendrá un aliciente especial con el duelo de goleadores. Harry Kane y Romelu Lukaku lucharán porque su equipo logre la tercera plaza y por ver quién de los dos se lleva la Bota de Oro del campeonato. El delantero del Tottenham parte con la ventaja que le dan los seis goles que lleva en Rusia, aunque el belga -ariete del Manchester United- suma cuatro tantos y un doblete ante los 'Pross' podría voltear esa particular clasificación.

Alineaciones probables:

Bélgica: Courtois, Alderweireld, Kompany, Vertonghen, Meunier, Witsel, Fellaini, De Bruyne, Chadli, Eden Hazard y Lukaku.

Inglaterra: Pickford, Alexander-Arnold, Maguire, Stones, Cahill, Rose, Alli, Dier, Lingard, Rashford y Kane.

Árbitro: Alireza Faghani (Irán).

Estadio: San Petersburgo Stadium.

Hora: 16:00 horas.

TV: Telecinco.

Fotos

Vídeos