La noche más oscura para Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo viendo tarjeta amarilla/AFP
Cristiano Ronaldo viendo tarjeta amarilla / AFP

El portugués, al que perdonaron la roja, tuvo la oportunidad de igualar a Harry Kane, actual pichichi del campeonato, pero falló un penalti

MELISA CABALEIROMadrid

El máximo exponente de Portugal, Cristiano Ronaldo, tuvo en sus botas la oportunidad de hacer el segundo gol de la selección lusa a través de un penalti, pero lo falló. El jugador del Real Madrid podía haber aumentado su cuenta personal de goles con esta acción, pero la suerte no estuvo de su parte. Tras el tradicional 'ritual' de concentración que siempre practica el delantero blanco al tirar cualquier falta o penalti, finalmente chutó desde los once metros un balón que el guardameta iraní, Alireza Beiranvand, adivinó a la perfección.

Con este fallo, el capitán portugués perdió su mejor oportunidad para igualar a su máximo rival en cuanto a goles en el campeonato, Harry Kane, que con el 'hat-trick' que anotó ante Panamá el pasado sábado, se colocó como primero de un grupo exclusivo, del que solo forman parte el belga Romero Lukaku -con 4 goles y empatado con Cristiano Ronaldo- el ruso Cheryshev y el hispano-brasileño Diego Costa -ambos con 3 goles cada uno-.

Con este error, ya van 5 fallos en los 17 penaltis que se han pitado durante esta fase de grupos. Dentro del grupo de los suspensos también se encuentra Leo Messi, que erró el penalti que le hubiera dado la victoria a Argentina en su duelo contra Islandia. Pero Cristiano no solo se encuentra en el club de los castigados, porque el luso fue uno de los que primero acertó, al convertir, en el Portugal-España, la pena máxima en el que sería el primer gol para su equipo. Además, ese tanto fue uno de los más tempraneros de la ronda, al producirse en el minuto 4 del primer tiempo.

No fue la noche de Cristiano, porque, al hecho de errar un penalti, hay que añadir que podría haber acabado viendo el partido desde el túnel de vestuarios, ya que el árbitro le perdonó una tarjeta roja, tras una acción en la que el luso propinó un codazo a Puraliganji, aunque después de consultar con el VAR, el árbitro decidió enseñarle solo la amarilla.