Mundial 2018

Rusia 2018

Amistoso

Lleno ante Argentina y locura para la sesión a puerta abierta

El combinado español celebra el gol del empate ante Alemania./EFE
El combinado español celebra el gol del empate ante Alemania. / EFE

Tanto en la selección española como en la delegación argentina están convencidos de que Messi podrá jugar pese a hacer un suave entrenamiento en Valdebebas

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENLas Rozas, Madrid

España vuelve a enganchar. Los buenos resultados en la etapa de Julen Lopetegui generan entusiasmo entre la afición. La selección española abre su entrenamiento en el Wanda Metropolitano a 42.000 aficionados tras una sesión vespertina del domingo en la que Lopetegui ensayó el equipo, en el que se prevén pocos cambios si bien en el centro de la zaga Gerard Piqué podría ser reservado como compañero de Sergio Ramos, que tras ser padre por tercera vez está decidido a jugar ante Argentina.

«Nos medimos a otra grandísima selección que también es aspirante al título en Rusia. Va a ser un partido que nos sirve mucho y nos viene muy bien para coger experiencia y conocer más a los rivales que te pueden tocar si pasas el grupo del Mundial. Sin duda que la Argentina de Messi es una selección a batir», recuerda el capitán.

El primer duelo de España en el coliseo rojiblanco, que ha agotado las 67.700 localidades a la venta, tendrá un gran ambiente ya que se espera a muchos aficionados argentinos residentes en España en las gradas. Además, la sesión de este lunes de la selección de Lopetegui será abierta (a las 19:30 horas, tras las ruedas de prensa del seleccionador y dos futbolistas de La Roja) y a ella podrán acercarse con una invitación que se puede recoger en la zona de fans instalada por la Federación Española de Fútbol en las inmediaciones del estadio en su fondo sur.

El mismo lunes también se podrán recoger en las taquillas del estadio desde las 11:00 de la mañana. «Estamos preparados para jugar contra toda una selección subcampeona del mundo, ya sin Messi, imagínate con él», apuntó Lopetegui en Radio Marca.

Confían en que Messi participe

En las últimas horas parece cada vez más claro que Leo Messi estará en el partido después de no jugar ante Italia en Manchester. En la caseta española no dudan de que el '10' de la albiceleste, que apenas hizo un calentamiento y tocó el balón en un rondo durante la sesión en Valdebebas por fatiga muscular en los isquiotibiales y en el aductor, estará en el Wanda Metropolitano.

Taylor no da suerte a los españoles

El colegiado del encuentro será Anthony Taylor, que hace sólo unos días pitó el Suecia-Chile en Estocolmo y dirigió el Athletic-Marsella en San Mamés. Este inglés, nacido en Manchester hace 39 años, debutó en la Premier en 2010 y se convirtió en internacional en 2013, dos años antes de pitar la final de la Copa de la Liga de Fútbol en Wembley, donde repitió el año pasado en la de la FA Cup 2017 entre Arsenal y Chelsea, saldada con victoria ‘gunner’ tras una expulsión polémica de Victor Moses. Los precedentes para los españoles curiosamente no son buenos. Además del 1-2 de Bilbao, pitó tres empates sin goles: Basilea-Sevilla de Europa League de la 15-16, el Astana-Atlético de Champions de esa misma campaña y el Olympiacos-Barça de la actual temporada.

«Leo jugará seguro. Nos va a tocar sufrirlo el martes», apuntó Jordi Alba, que recordó la ventaja que tiene de ser normalmente su compañero y no su rival. «Es casi imposible defenderlo, ya cuando estaba en el Valencia lo sufrí de rival y es un jugador diferente al resto. Hay que estar juntitos y presionarle porque es un jugador distinto a todos», explicó el pasado viernes.

No está tan claro que Leandro Paredes y Manuel Lanzini, autor de un gol ante Italia, puedan estar recuperados de las molestias físicas que ambos arrastran desde el amistoso del viernes en Manchester. El sábado acudieron a la Clínica CEMTRO para que les fuesen realizados sendos estudios de imagen por el servicio de radiología.

Además, ya eran baja dos ex conocidos de La Liga, Sergio Agüero y Ángel Di María, que sufrió una dolencia en el muslo derecho que le apartó de la concentración y ni siquiera se desplazó a Madrid. Lucas Biglia analizó el encuentro ante España, a la que considera «una gran selección, que es candidata seguramente en el Mundial» de Rusia. «Es un equipo con una gran posesión de pelota. Para enfrentarlo hay que saberle jugar y, para jugarle de igual a igual, hay que hacer una gran posesión», vaticinó.

Fotos

Vídeos