Mundial 2018

Rusia 2018

España, en manos de centrales

Sergio Ramos y Fernando Hierro. /Efe
Sergio Ramos y Fernando Hierro. / Efe

Hierro triunfó en ese puesto, el capitán es el eje de la zaga, el director deportivo ganó un Mundial y una Eurocopa e incluso Rubiales dejó el lateral y pasó a esa posición

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

España se construye desde la posición de central. Los cuatro pilares de esta nueva selección española tienen su origen en ese puesto. Fernando Hierro, seleccionador desde la destitución de Julen Lopetegui, fue uno de los mejores centrales del mundo; el capitán, Sergio Ramos, es el eje de la zaga y el 'alma mater' del vestuario; Carlos Marchena, el nuevo director deportivo de La Roja, ganó un Mundial y una Eurocopa en esa posición; e incluso Luis Rubiales, el presidente de la FEF, dejó su habitual lateral para terminar jugando en ese puesto.

«Todos admiramos a Hierro. Le conocemos desde hace muchísimo tiempo y es el idóneo para este momento» Sergio Ramos

«Todos admiramos a Hierro. Le conocemos desde hace muchísimo tiempo y es el idóneo para este momento», confesaba Sergio Ramos un día después de que Fernando Hierro fuera nombrado seleccionador. El técnico malagueño, que ha reconocido que el central del Real Madrid es su mano derecha en el campo, no quiere comparaciones con el sevillano «porque cada persona es única». «Sergio tiene carácter, se le ve venir desde enfrente, desde lejos, recto, íntegro, no tiene dobleces…», destaca Hierro. Pero el seleccionador no quiere cargar el peso de la capitanía sólo sobre Ramos y reparte juego «con David (Silva), Busquets, Piqué, Iniesta...». «Nos están ayudando mucho, porque están demostrando carácter, personalidad y quieren que esto siga adelante y estoy muy tranquilo», confesaba Hierro.

Carlos Marchena, con la selección.
Carlos Marchena, con la selección. / Efe

Pero a pesar de esa predisposición de los más veteranos que se encontró en el vestuario Hierro quiso tener a un viejo conocido de la selección como enlace entre los jugadores y el cuerpo técnico. Y ese hombre es Carlos Marchena, otro central. «Yo hacía de poli malo, pero ahora tenemos que agradecer enormemente que Marchena haya venido a echarnos una mano, un campeón del mundo, una persona íntegra y directa que está para ayudarnos. Agradezco al Sevilla por dejarlo venir», reconocía el seleccionador. Y es que Marchena fue una de las piezas clave en los dos primeros éxitos de España en la Eurocopa de 2008 y en el Mundial de Sudáfrica. «Con Fernando tengo una relación de siempre extraordinaria. Me pidió que viniera a ayudarle y el 'feeling', junto a la confianza que tenemos, hace más fácil todo», destaca Marchena.

«Con Fernando tengo una relación de siempre extraordinaria, me pidió que viniera a ayudarle y el 'feeling', junto a la confianza que tenemos, hace más fácil todo» Carlos MArchena

Su labor, ahora sin vestirse de corto, es similar al que tuvo en Sudáfrica en 2010, donde jugó menos pero sirvió de bisagra en el vestuario. Algo que necesita, y mucho, este grupo tras haberse quedado sin su entrenador dos días antes del comienzo del Mundial de Rusia: «Vengo a hacer la función que tenía Fernando Hierro antes, ser el enlace entre la Federación, el cuerpo técnico y los jugadores. Estar pendiente de ellos, cuidándolos en todo momento, transmitir otros puntos de vista que puedan ayudar».

Fernando Hierro y Luis Rubiales.
Fernando Hierro y Luis Rubiales. / Efe

El otro 'central' de esta estructura de La Roja es el presidente, Luis Rubiales, que terminó en sus últimos días sobre el césped en esa posición. Desde que tomó la decisión de destituir a Lopetegui, Rubiales se mostró firme en el apoyo a Hierro: «Hierro era la primera opción y todo ha sido rápido y en poco tiempo. Hay que remarcar la honestidad de Hierro, estar en el cargo y defender el Mundial».

Fotos

Vídeos