¿Qué pasó cuando España fue primera de grupo?

Andrés Iniesta e Isco celebran el pase a octavos de final. /Efe
Andrés Iniesta e Isco celebran el pase a octavos de final. / Efe

La selección española ha sido cinco veces primera de grupo en sus participaciones mundialistas y la última vez que lo fue ganó el título

EFEMoscú

España cerró la primera fase del Mundial de Rusia 2018 al frente del grupo B, la sexta ocasión en la que termina esta competición como líder de su cuarteto rumbo a la siguiente ronda, con Sudáfrica 2010, en la que luego avanzó hacia el título, como el mejor ejemplo para La Roja en ese sentido.

CAMPEÓN

Sudáfrica 2010

En su mayor éxito en esta competición, España solventó su liderato de grupo y su clasificación también en la última jornada con una victoria por 2-1 ante Chile con goles de David Villa y Andrés Iniesta, desde la que se impulsó partido a partido, a golpe de 1-0, hasta la cima del mundo en Johannesburgo frente a Holanda.

Hasta aquel gol de Iniesta en la prórroga que dio el título a España en la final en el Soccer City (0-1), La Roja superó primero en octavos a Portugal, con un gol de David Villa (1-0); en cuartos a Paraguay (0-1), con otro tanto del delantero, éste en el minuto 83; y en las semifinales a Alemania, con el definitivo 0-1 de Carles Puyol en el 73 para alcanzar la final del torneo y luego el trofeo.

ELIMINADOS EN OCTAVOS

Alemania 2006

España fue rotunda en toda la primera fase en Alemania 2016. No cedió ni un solo punto en su grupo, con tres victorias, ocho goles a favor y uno en contra: 4-0 a Ucrania, 3-1 a Túnez y 0-1 a Arabia Saudí. Una demostración de ambición que le dirigió al primer puesto, pero también a cruzarse con Francia en los octavos de final.

El combinado galo había pasado segunda y con apuros, con dos empates en las dos primeras citas (0-0 con Suiza y 1-1 con Corea del Sur) y un triunfo en la última (0-2) a Togo, pero en aquella eliminatoria posterior devoró a España, a la que remontó el gol de Villa con tantos de Franck Ribery, Patrick Vieira y Zinedine Zidane. España quedó eliminada; Francia llegó a ser subcampeón.

ELIMINADOS EN CUARTOS

Japón y Corea 2002

España solucionó la primera fase de forma incontestable, con tres victorias y cinco puntos de ventaja sobre el segundo de su grupo, Paraguay. El equipo entrenado por José Antonio Camacho apuntaba alto, con toda la convicción que le había aportado un camino imponente en el que se cruzó en octavos de final con Irlanda.

Superó ese obstáculo con complicaciones, desde la tanda de penaltis (3-2), tras el 1-1 en el minuto 90 de Robbie Keane, para encontrarse en cuartos con Corea del Sur, una de las anfitrionas y con la que se despidió del torneo entre las polémicas decisiones del árbitro Gamal El Ghandour que le anuló dos goles válidos. En los penaltis, España cayó por 3-5 con el fallo de Joaquín Sánchez.

ELIMINADOS EN OCTAVOS

Italia 1990

Lograda la clasificación y la primera posición del grupo en la última jornada frente a Bélgica, con un triunfo por 1-2, España sólo duró hasta los octavos de final del Mundial de Italia, doblegada en esa ronda por Yugoslavia en el estadio Marc Antonio Bentegodi de Verona, el mismo sitio donde cinco días antes había asumido la cima.

La eliminación de España tuvo un protagonista por encima de todos: Dragan Stojkovic, que primero adelantó a su selección con el 1-0 en el minuto 78 y que después, tras el 1-1 en el 84 de Julio Salinas, apartó a la selección española de Italia 1990 en los primeros instantes de la prórroga, en el 93, con un gol de falta.

CUARTOS

Brasil 1950

Tres victorias (3-1 contra Estados Unidos, 2-0 contra Chile y 1-0 contra Inglaterra) lanzaron a la selección española como primera de su grupo hacia la segunda fase del Mundial de Brasil 1950, entonces con un formato diferente al actual, con un nuevo cuarteto que definiría el campeón, el subcampeón, el tercero y el cuarto.

España compitió ahí con Uruguay, con la que empató el primer duelo a dos; con Brasil, que le goleó sin discusión por 6-1; y con Suecia, con la que cayó por 3-1 en la última cita, para cerrar el torneo en la cuarta posición final.