La recompensa del trabajo de base

Tanto Inglaterra como Bélgica han centrado su labor, desde hace tiempo, en las categorías inferiores y ahora empiezan a recoger los frutos

Roberto Martínez y Gareth Southgate./
Roberto Martínez y Gareth Southgate.
Julen Guerrero
JULEN GUERRERO

Es el partido que ninguno de los que llega a semifinales quiere jugar, pero tanto Bélgica como Inglaterra tienen que estar muy satisfechos de lo que han hecho en este Mundial. Los belgas, por confirmar que están ante una de sus mejores generaciones. Los ingleses, al iniciar un gran proyecto de futuro con una selección joven. Ambos deberían tener continuidad en la próxima Euro 2020. Ya se enfrentaron en la fase de grupos y ganó Bélgica.

Aunque no sea muy significativo quedar terceros o cuartos, es un encuentro con más dolor que emoción y el dilema lo tienen los entrenadores. A nadie le gusta perder, o dicho de otra forma, a todos nos gusta ganar, pero seguro que también quieren recompensar a jugadores que no han participado o lo han hecho poco. Entre el cansancio y el disgusto de la mayoría que hasta hoy han formado el bloque principal, los menos habituales pueden afrontar el encuentro con mas energía.

Viendo el trabajo que está llevando la federación inglesa, actuales campeones del mundo Sub'17 y Sub'20, es posible que aprovechen para que sus jóvenes talentos que no han tenido un papel principal en este Mundial vayan cogiendo experiencia. El jugador del Liverpool Tren Alexander-Arnold, con tan solo 19 años, y el del Chelsea Ruben Loftus-Cheek, con 22, pueden tener también sus minutos. Que el entrenador de la Sub'21 se incorpore a la absoluta da continuidad al trabajo que se hace en categorías inferiores. Southgate ya conocía a diez futbolistas: Sterling, Henderson, Stones, Dier, Lingard, Kane, Pickford, Loftus-Cheek, Dele Allí y Butland. Que Inglaterra haya llegado a semifinales no es una casualidad.

Por su parte Roberto Martínez, sin variar el esquema en Bélgica, sí ha hecho mas cambios a lo largo del Mundial, sobre todo en la línea defensiva. El técnico de Balaguer va a salir muy reforzado de este Mundial. Ha sido el técnico que más ha ido innovando a lo largo del campeonato.

Hoy vamos a disfrutar de la recompensa de dos federaciones que llevan tiempo trabajando sus equipos desde categorías inferiores. Al igual que Inglaterra, la federación belga apostó por empezar desde abajo y no centrarse solo en los jugadores ya profesionales. Y es que la cimentación de una 'marca' no solo compete a los clubes. Las federaciones también tienen que ir construyendo un estilo, unos objetivos e ir formando a sus futuros internacionales absolutos desde las categorías inferiores.

Si en Inglaterra su lema en el Mundial ha sido 'Football is coming home', en Bélgica podemos confirmar que 'Red devils are on mission'. Sería bueno que ambos selecciones salgan hoy a jugar sin pensar que está el tercer y cuarto puesto en juego. Es un encuentro para que puedan disfrutar del trabajo y la progresión que han logrado en estos últimos años.

Fotos

Vídeos