Del golazo de tacón a las lágrimas de Villa

Del golazo de tacón a las lágrimas de Villa

El asturiano ha anotado su gol número 59 con la selección absoluta y se ha retirado casi entre lágrimas en su cambio por Mata

LAS PROVINCIAS

David Villa ha marcado un auténtico golazo de tacón en el partido Australia-España del Mundial de Brasil. El delantero asturiano, el máximo goleador de la historia de la selección nacional, suma su 59.º tanto como internacional absoluto. El ex jugador del Valencia y el Barça ha anotado en el minuto 35, tras un pase de Juanfran, en lo que ha supuesto el 0-1 de forma provisional.

Más tarde, en el minuto 56, Del Bosque ha sustituido por Juan Mata a David Villa, que podría haberse despedido así de la selección nacional. El máximo artillero de España se ha marchado casi entre lágrimas del campo y ha sido consolado por técnicos y compañeros como Casillas y Diego Costa en el banquillo.

Tras el descanso, Villa había seguido con su ambición buscando más goles, ya fueran propios o de un compañero, pero entonces Del Bosque sorprendió. Le quitó, pese a que seguramente era el más entonado de todos los españoles. No le gustó nada la sustitución al pichichi histórico de España, que deseaba correr y pelear hasta el último segundo en el día de su despedida. Se quedó extrañado y algunas lágrimas cayeron por su mejilla.

Su amigo Mata, inédito en Brasil, le consoló sobre la línea central después de ser felicitado por sus compañeros. Al sentarse en el banquillo rompió a llorar. El doctor Cota le abrazó buscando consolarle y recordarle que es historia viva de la selección. Nadie olvidará sus goles y la felicidad que proporcionaron a todo un país.