Inglaterra

Matic y McLean, su origen y la diplomacia de la amapola

Nemanja Matic, durante el partido que midió al Manchester United con el Bournemouth. /Dylan Martinez (Reuters)
Nemanja Matic, durante el partido que midió al Manchester United con el Bournemouth. / Dylan Martinez (Reuters)

La historia conflictiva de Serbia, Kosovo e Irlanda del Norte ofrece titulares en las crónicas del fútbol inglés

ÍÑIGO GURRUCHAGACORRESPONSAL EN LONDRES

El centrocampista del Manchester United Nemanja Matic ha explicado en una declaración publicada en su cuenta de Instagram por qué no lució el pasado sábado la amapola que llevaban en la camiseta todos sus compañeros de equipo y por qué no la lucirá tampoco en el derbi contra el City este fin de semana. Es uno de los protagonistas del enredo político en el fútbol inglés en estos días.

La amapola roja de papel que distribuye la Royal British Legion es una escarapela voluntaria de homenaje a los soldados británicos fallecidos en las guerras y recauda fondos de ayuda a veteranos. Los actos de conmemoración confluyen este domingo en el Remembrance Day (día del recuerdo), con presencia de la reina y del Gobierno en una ofrenda floral, un homenaje en silencio y desfile de veteranos. Por primera vez, el presidente de Alemania asistirá al acto este año.

«Entiendo perfectamente por qué la gente luce amapolas y respeto totalmente el derecho a hacerlo y siento absoluta simpatía», escribe Matic, «por todos los que han perdido seres queridos en conflictos. Pero para mí es un recordatorio de un ataque que sentí personalmente como un joven atemorizado de 12 años, cuando vivía en Vrelo, y mi país fue devastado por el bombardeo de Serbia en 1999».

La aviación británica formó parte de las fuerzas de la OTAN que decidió el bombardeo de Serbia porque el Gobierno de Slobodan Milosevic incumplió la exigencia de la alianza atlántica de respetar los refugios para residentes de origen albanés creados en la guerra de Kosovo. El exdirigente murió en la cárcel como consecuencia de un infarto tras ser condenado por el Tribunal de La Haya.

«No quiero ofender a nadie, pero todos somos el producto de las circunstancias en las que crecimos», sentencia Matic. El caso del norirlandés James McLean es diferente. Está siendo investigado por su club, el Stoke City, y por la federación inglesa, FA, por haber calificado como «cavernícolas sin educación» a hinchas de su club que le increparon al final del partido contra el Middlesbrough por no lucir la amapola.

Feniano

McLean es de Derry, o Londonderry, y no ha ocultado nunca sus simpatías nacionalistas irlandesas. Su respuesta a los insultos fue desafiante. Citó en Instagram unas palabras de Bobby Sands, miembro del IRA muerto en huelga de hambre: «Nada tienen en todo su arsenal imperial que pueda quebrar el espíritu de un irlandés que no quiere ser roto».

«Soy un orgulloso feniano», apuntaba en el final de su mensaje. El de los fenianos fue un movimiento violento en la Irlanda del siglo XIX que se opuso al dominio británico. Y ha acusado a la FA de hipocresía: «Semana tras semana en los últimos siete años recibo abusos constantes, me lanzan objetos, mi familia, mi mujer y mis hijos tienen que oír los cánticos, pero la FA mira hacia otro lado».

«Si fuese a una persona de color, si fuese antimusulmán o contra el sexo de alguien, se crearía un escándalo y se trataría el asunto de una manera completamente diferente. Pero, como el caso de Neil Lennon en Escocia, como somos católicos irlandeses simulan estar ciegos y ni se dice ni se hace nada». El club le había dado permiso para no lucir la amapola.

El caso de Xherdan Shaqiri es más sencillo. El Liverpool ha decidido no incluirlo en el equipo que viajará a Belgrado para el partido contra el Estrella Roja de Belgrado. Shaqiri, albanés de Kosovo, es internacional suizo tras llegar como refugiado al país helvético y tras marcar contra Serbia en la Copa del Mundo hizo con las manos el gesto de las dos águilas en la bandera de Kosovo.

Xherdan Shaqiri hace el gesto de las dos águilas en la bandera de Kosovo durante el Mundial de Rusia.
Xherdan Shaqiri hace el gesto de las dos águilas en la bandera de Kosovo durante el Mundial de Rusia. / Gonzalo Fuentes (Reuters)

Fotos

Vídeos