Jornada 14

El Atlético, incapaz de vencer en Montilivi

Jan Oblak durante el duelo ante el Girona / AFP

El conjunto rojiblanco cosechó un nuevo empate en el feudo catalán, mismo resultado que la campaña pasada, donde tampoco pudo sumar los tres puntos

MELISA CABALEIROMadrid

El Atlético visitó Montilivi por segunda vez en su historia con la única experiencia de haber empatado en el feudo catalán ante el conjunto local la campaña pasada. El equipo rojiblanco llegaba con muchas bajas en defensa y con un Diego Costa tocado, que finalmente fue de la partida a pesar de sus molestias. Con Saúl por la banda izquierda y Thomas en la medular junto a Rodri y Koke, el Atlético salió al campo con el objetivo de prolongar la buena racha europea que le clasificó ante el Mónaco para octavos de final. Los de Simeone tenían la oportunidad de volver a ganar fuera de casa, donde su última alegría fue allá por el mes de septiembre ante el Getafe en el Coliseum. Pero un nuevo empate frustró sus planes.

Y es que las Ligas sencillas ya parecen cosa del pasado. Ahora todos los equipos compiten y cada estadio es complicado. Una lucha que se traslada también a las plazas para entrar por puestos europeos. Bien lo sabe el Girona, que antes de saltar al terreno de juego sabía que una victoria le situaba allí. Su racha regular y la buena fortuna de su goleador, Cristhian Stuani -que ya marcó un doblete en la visita colchonera del pasado curso- eran las principales bazas del equipo de Eusebio Sacristán para sorprender al cuadro rojiblanco.

1 Girona

Bono (Gorka Iraizoz, m. 71); Pedro Porro, Jonás Ramalho, Bernardo Espinosa, Juanpe, Àlex Granell; Pere Pons, Aleix García (Valery Fernández, m. 82), Borja García; Patrick Roberts (Portu, m. 65) y Cristhian Stuani.

1 Atlético

Jan Oblak; Santiago Arias (Gelson Martins, m. 74), Stefan Savic, Lucas Hernández, Saúl Ñíguez; Koke, Rodrigo Hernández (Ángel Correa, m. 63), Thomas Partey; Antoine Griezmann, Diego Costa y Thomas Lemar.

goles
1-0: m. 47: Cristhian Stuani, de penalti. 1-1: m. 82, Jonás Ramalho, en propia meta.
árbitro
Ricardo de Burgos Bengoetxea (Colegio vasco). Amonestó a los visitantes Antoine Griezmann (m. 17), Koke (m. 41), Thomas (m. 72), Diego Costa (m. 88) y Saúl Ñíguez (m. 88).
incidencias
Partido correspondiente a la decimocuarta jornada de LaLiga Santander, disputado en el Estadio Municipal de Montilivi ante 12.104 espectadores.

El conjunto catalán hizo efectiva su poblada línea defensiva, que fue muy complicada de traspasar por el Atlético. A la eficacia de un Stuani que adelantó a los suyos inmediatamente antes del descanso gracias al penalti decretado por De Burgos Bengoetxea, destacó la profundidad de Pedro Porro en el sector izquierdo y las internadas de Patrick Roberts, que complicó la tarde a Arias por la derecha.

Más información

El Girona realizó un gran trabajo defensivo pero también tuvo sus oportunidades antes del tanto de Stuani. Las faltas a balón parado botadas por Alex Granell fueron serios avisos en la meta de Oblak. El propio Stuani tuvo también la opción de hacer un gol con un remate de media volea que se marchó por alto. Sin embargo, el '7' no se quedó con las ganas de marcar puesto que fue el encargado transformar la pena máxima a favor del Girona, logrando así su undécima diana en el campeonato nacional de Liga, que le convertía en el pichichi de la Liga, por detrás de Iago Aspas (10).

A pesar de que el Atlético tenía la posesión, los de Simeone no fueron superiores al Girona durante los primeros 45 minutos. La mejor jugada de la primera mitad fue la trenzada entre Saúl, Diego Costa y Griezmann. Una acción que comenzó con un pase en profundidad de Saúl para el hispano-brasileño, que combinó y se apoyó de nuevo en el alicantino que subió como un rayo al área y tocó para el francés que le devolvió el balón. Sin embargo, el disparo potente de Saúl se marchó al travesaño.

Poco después, era Diego Costa quien no pudo llegar al remate de espuela de Rodrigo que se paseó lentamente por el área pequeña hasta que Bono lo atrapó. El guardameta marroquí tuvo mala fortuna, ya que tuvo que retirarse por lesión durante la segunda mitad y salir en su lugar el ex de Athletic, Gorka Iraizoz. Precisamente, el pamplonica realizó una espectacular parada a un remate de Saúl, que podría haber supuesto el empate. Los reflejos de Iraizoz fueron determinantes para echar por tierra la mejor oportunidad del conjunto rojiblanco durante el tramo final, en donde los del Cholo tuvieron ocasiones de forma continuada, gracias a las salidas de Ángel Correa y Gelson Martins.

Precisamente, en los que fueron los mejores minutos de los rojiblancos llegó el gol de empate. Un majestuoso pase en profundidad de Correa hacia Diego Costa, que controló de forma fabulosa dirigiéndose hacia la portería acompañado de dos defensores. Uno de ellos, Ramalho, fue el que remató por error en propia, causando la euforia rojiblanca en el banquillo y en los aficionados colchoneros que se desplazaron a Montilivi.

En el añadido, Iraizoz tuvo que intervenir para repeler el 'chut' de Martins, que habría significado el gol de la victoria para los colchoneros. Finalmente, el Atlético y el Girona sumaron un punto, premio insuficiente para los de Simeone, que tendrán que esperar al menos hasta la siguiente jornada para seguir luchando por la Liga más ajustada de los últimos tiempos.

 

Fotos

Vídeos