Jornada 20

La defensa del Atlético aclara el panorama

Koke, en una jugada ante la SD. Huesca. / EFE

El primer gol de Lucas en 107 partidos como rojiblanco y una volea de Arias desnivelan un duelo en Huesca marcado por la niebla | Koke, asistente y goleador, cerró un partido que pudo cambiar en una opción de Cucho ante Oblak, resuelta por el gigante esloveno

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

No era una tarde fácil en Huesca. El colista necesitaba una victoria de fe y el Atlético una que le devolviese la confianza tras el golpe de verse fuera de la Copa del Rey. Si algo ha conseguido Simeone en sus más de siete años en el banquillo es que su equipo se reactiva tras la adversidad. Sucedió después de la eliminación del equipo en la Europa League en 2013, cuando se volcó en conseguir su principal objetivo que no era otro que la Copa del Rey. Un año después vivió la gloria al conseguir su novena Liga y tras la decepción de Lisboa reaccionó anímicamente ganando la Supercopa española. La pasada campaña le costó asimilar el fracaso ante el Qarabag, pero convirtió su paso por la segunda competición continental en una demostración de autoridad culminada con un título que le permitió llevarse la Supercopa de Europa ante el eterno rival.

2019 ha comenzado agridulce para el Atlético, que se presentó en El Alcoraz consciente de que debía superar a un rival ansioso y necesitado con la dificultad extra de una niebla densa que impedía a los porteros ver el área de su homólogo. El panorama no era nada claro, pero se fue aclarando para los intereses rojiblancos aunque a medida que pasaban los minutos la visibilidad era menor para los sufridores oscenses, que soñaron con el triunfo en los primeros minutos pero desperdiciaron sus posibilidades de desnivelar el duelo.

Pulido estrelló en el palo su intento de chilena en un balón colgado al área desde la derecha, Ferreiro visualizó el gol pero Giménez se interpuso en su disparo antes de que Oblak confirmase un día más lo decisivo que puede ser un portero en el rendimiento de un equipo. Incluso más que un delantero. Su parada permitió al Atlético seguir dentro del partido al hacerse grande ante Cucho Hernández, que se presentó solo ante el meta esloveno después de que Enric Gallego, que completó un buen debut, se adelantase por alto a Godín.

0 Huesca

Santamaría; Miramón, Insua, Etxeita, Pulido, Rivera (Ávila, min. 52), Moi Gómez, Musto (Yangel Herrera, min. 69), Ferreiro, 'Cucho' Hernández (Gallar, min. 60) y Enric Gallego.

3 Atlético

Oblak, Arias, Giménez, Godín, Lucas Hernández (Montero, min. 85), Koke, (Mollejo, min. 72), Rodri, Thomas, Lemar (Joaquín Muñoz, min. 90), Griezmann y Correa.

Goles:
0-1: min, 31, Lucas. 0-2: min, 52, Arias. 0-3: min, 70, Koke.
Árbitro:
Cuadra Fernández (Islas Baleares). Amonestó a Etxeita, Giménez, Correa y Enric Gallego.
Incidencias:
El Alcoraz. Jornada 20 de la Liga 18-19 en Primera. Debut en Primera de Enric Gallego. Ferreiro recibió una camiseta conmemorativa por los 100 partidos disputados con el club oscense.

Oblak, una parada vital

Roberto también estuvo fino en los duelo individuales, la primera ante Lemar -la paró con el pie aunque el rechace le fue a la cara- y otra después en la segunda mitad con Correa. Entre medias no pudo hacer nada por evitar el tanto de Lucas, el primero del francés en 107 encuentros con el Atlético. Llegó desde atrás para finalizar una buena acción colectiva visitante, con una apertura al espacio para Koke que se vistió de Arias para ponerla al segundo palo donde llegó Lucas, en mitad de la niebla, para empujar a la red con la diestra.

Así, El Alcoraz se deprimió por llegar al descanso 0-1 cuando perfectamente podía haberlo hecho con 1-0. Le había puesto corazón e inteligencia al partido. Nada más regresar de la caseta compareció el Atlético decidido a que el duelo no se escapara. Enterró las esperanzas locales con un golazo de otro defensa, Arias, que enganchó una volea cruzada tras un cambio de juego soberbio de Griezmann.

Koke, al que muchos echaron de menos el miércoles en el tanto postrero del Girona, no sólo asistió al francés sino que controló el ritmo del partido con Rodrigo y Thomas a su lado además de cerrar el marcador aprovechando un rechace del larguero. En la recta final, y después de que Koke hubiese sentenciado el duelo con un tercer gol, Simeone concedió minutos a sus canteranos Mollejo, Montero y Joaquín Muñoz mientras El Alcoraz pedía penaltis que el VAR no concedió.

Pese a la sensación general, el Atlético está firme en Liga ya que lleva 17 partidos seguidos sin perder, su segundo mejor racha invicto con Simeone. La segunda vuelta comienza con sonrisa atlética para los objetivos venideros: una eliminatoria con la Juventus, paso necesario para la soñada final de Champions en el Metropolitano.

 

Fotos

Vídeos