El fútbol español vuelve a hacer historia

Último sorteo de la Liga de Campeones. /
Último sorteo de la Liga de Campeones.

Es el primer país que mete a cinco equipos en la fase de grupos de la Liga de Campeones después de que la Premier League estuviera a punto de hacerlo en 2005

A.LL.madrid

 Por si fuera poco que de los últimos diez campeones de la 'Champions', cinco hayan sido españoles, además de seis en la 'Europa League' y varios finalistas, ahora el fútbol español ha vuelto a hacer historia. La clasificación del Valencia en el Louis II de Mónaco para la fase final de la máxima competición supone un hito en un torneo que esta temporada afronta su 61ª edición, la 24ª desde que el formato pasó a ser Liga de Campeones. Es la primera vez que cinco equipos de un mismo país competirán en la fase de grupos. A los de Nuno les acompañan el Barcelona (vigente campeón), el Real Madrid (el que más trofeo tiene), el Atlético de Madrid (finalista en 2014) y el Sevilla (el rey de la Europa League con cuatro trofeos). Los andaluces lograron su plaza por el cambio en la normativa de la UEFA, que a partir de esta temporada sí otorga el premio al campeón de la antigua Copa de la UEFA de jugar la máxima competición europea. Pero hace diez campañas, la Liga inglesa estuvo a punto de colar también a cinco de sus equipos entre los mejores del viejo continente.

más información

Ocurrió en la temporada 2005/06. El Chelsea -el de la primera etapa de José Mourinho- conquistó la Premier League, seguido del Arsenal de Thierry Henry. El Manchester United y el Everton fueron tercero y cuarto, por lo que tuvieron que disputar la fase previa en agosto. El quinto participante fue el Liverpool que, con Rafa Benítez y otros españoles como Luis García o Xabi Alonso en sus filas, habían conquistado su quinta 'orejona' en aquella histórica final de Estambul ante el Milan. La FA (Federación inglesa de fútbol) no quiso que los 'reds' ocuparan la plaza del Everton, algo que sucedió en el 2000 cuando el Real Madrid ocupó el puesto del Real Zaragoza, y fue la UEFA la que invitó al campeón europeo, a regañadientes, a la siguiente edición para que pudiera defender su corona.

Pero sin ningún privilegio. El Liverpool tuvo que pagar el peaje de competir desde el mes de julio en la primera fase previa. Sin apenas contratiempos pasaron los de Benítez las tres rondas preliminares y se clasificaron para la fase grupos. Al no ser considerado como equipo inglés, tuvo categoría de club sin nacionalidad, quedó encuadrado con el Chelsea, además del Betis (que además esa campaña ganó la Copa del Rey) y de Anderlecht. El conjunto de Anfield acabó eliminado por el Benfica en octavos en una Champions que levantaría el Barcelona en París con el gol de Juliano Belletti, que estará en el sorteo de Mónaco como una de las cinco manos inocentes azulgrana del evento.

Pero el fútbol inglés no logró hacer historia porque, mucho antes, el Everton cayó en la última fase previa, precisamente ante un equipo español, el Villarreal liderado por Diego Forlán y Juan Román Riquelme. El 'submarino amarillo' debutó en la máxima competición continental por todo lo alto y alcanzó las semifinales, en las que rozó el pase ante el Arsenal con aquel penalti fallado por Riquelme que hubiese forzado la prórroga tras el 1-0 en Highbury. Ahora, en la temporada 2015/16, sí serán cinco equipos del mismo país los que este jueves estén en el sorteo de la fase de grupos. No podrán enfrentarse entre sí, y al coincidir varios en el segundo bombo junto a equipos ingleses, ello condicionará el sorteo porque tendrán más opciones de medirse al Chelsea que está en el bombo de los campeones.