Cuentas pendientes

Con salud en la parcela deportiva, Mateo Alemany no ha logrado poner velocidad de crucero en otros asuntos que sangran al Valencia: la deuda apenas se ha reducido en estos dos años y no hay un horizonte claro para el nuevo estadio o Porchinos.