Decimoséptima etapa

Indurain: «Ver a Yates quedarse habrá dado moral a Valverde»

Indurain, durante el acto./J.C
Indurain, durante el acto. / J.C

El histórico ciclista español comentó la etapa de este miércoles en un acto y dejó claro que «la baza de Movistar» debe de ser el corredor murciano

JACOBO CASTRO

«Hoy es un día para que los que hicieron buena contrarreloj ayer se defiendan y para que los que se la tomaron como descanso ataquen». Este era el pronóstico de Miguel Indurain a falta de 30 kilómetro para el final de la decimoséptima etapa de la Vuelta a España en Santander 123 Talks, un acto del Banco Santander que, tras haber tenido éxito con la Liga Santander y la Santander Champions League, se basó este miércoles en la ronda española, consolidando la apuesta polideportiva de la entidad.

En el mencionado evento, el histórico ciclista, además de comentar los últimos minutos de la etapa de este miércoles, habló sobre su carrera. Una carrera en la que, curiosamente, no hay ninguna victoria en La Vuelta a España. «La verdad es que empecé líder en mi primera Vuelta. Tenía 20 o 21 años y me encontraba bien. A partir de ahí se me atragantó. Solía ser en abril, tenía alergias y me costaba. Aún así, una vez fui segundo. Cuando la cambiaron a septiembre ya no estaba en condiciones de correrla» explicó. Aún así, aseguró que no se quedó con «ninguna espinita», ya que siempre dio «todo por ganarla».

El ciclismo español se encuentra a la espera de la llegada de un gran ciclista que pueda pelear por todo, más aún desde la retirada el pasado año de Alberto Contador. Para Indurain, hay un par de jóvenes preparados para coger el relevo del de Pinto. «Gente como Enric Mas o Mikel Landa están ahí, pero ahora hay que ver a donde pueden llegar» afirmó, dejando claro que el primero ha demostrado en esta Vuelta que le cuesta correr bajo la presión de ser líder de equipo. «Con 23 años, ser líder del equipo, el foco detrás de ti... hay que saber gestionarlo. Tiene muy buenas condiciones y le falta demostrarlo en la carretera» aseguró.

Su exequipo, actualmente conocido como Movistar, apostó fuerte en el Tour de Francia llevando tres 'líderes', Nairo Quintana, Alejandro Valverde y Mikel Landa. Esa idea no termina de convencer a Indurain. «Hoy en día ir con 3 líderes, como fueron al Tour, es un poco difícil. Creo que a las grandes vueltas hay que ir con un líder claro para que todo salga bien. No se pueden defender muchos intereses» dijo, dejando claro que el papel del 'jefe de filas' ha cambiado mucho en los últimos años. «Creo que antes cuando eras el líder tenias que gestionar tu los movimientos del equipo. Aprendías a ser responsable de tus decisiones. Hoy en día te llegan las órdenes por el pinganillo porque lo ven por televisión» afirmó.

La subida final marcó todo

Conforme se acercaba el final de la etapa, el cinco veces ganador del Tour de Francia iba dejando sus reflexiones sobre la situación de los favoritos. «Hoy se tiene que definir quién es el líder del Movistar, si Quintana o Valverde» aseguró, dejando claro que entiende las críticas al colombiano por sus pocos ataques. «Su especialidad es romper la carrera en momentos duros, pero cuando ataca y le siguen se descentra» aclaró. Esta vez el colombiano no fue el que atacó, y el hachazo pegado por varios ciclistas del grupo de favoritos a pocos kilómetros de meta, entre ellos Valverde, hizo que el colombiano se quedase lejos del grupo de favoritos. Para Indurain, en ese momento faltó comunicación «Quizás Nairo tenía que haberle dicho a Valverde que va mal, porque al final lo está eliminando su propio compañero» explicó.

Viendo el sufrimiento del ganador de la etapa, el canadiense Michael Woods, Indurain vaticinó lo que iba a pasar. «Esa subida final va a marcar muchas diferencias». No se equivocaba. Valverde arrancó y dejó clavado a Yates, recortándole ocho segundos en la general. Para el navarro, la jugada del corredor de Movistar fue muy buena. «Valverde ha ganado moral al ver que Yates se ha quedado y ahora va ser la baza de Movistar. No nos podemos olvidar de que Yates se vino abajo en el Giro. Hay que ver si aprendió de eso» aseguró. Por último, dejó claro qué etapa, de las cuatro que quedan, va a ser la clave «La segunda de Andorra, sin duda» sentenció.

Fotos

Vídeos