Histórica hazaña en Le Mans

María José Silvestre levanta su trofeo de campeona de las 24 horas de Le Mans. / lp
María José Silvestre levanta su trofeo de campeona de las 24 horas de Le Mans. / lp

La deportista de Bocairent, que era la primera española en competir en este circuito en solitario, recorrió más de 600 kilómetros La ciclista valenciana María José Silvestre debuta con triunfo en las 24 horas galas

JORGE PEIRÓVALENCIA.

Llegar y besar el santo. Así se podría resumir la experiencia y el tremendo éxito de la ciclista valenciana María José Silvestre (Bocairent, 53 años) en las 24 horas de ciclismo en Le Mans (Francia). La deportista llegaba a la competición que arrancó el sábado siendo la primera española en disputar este exigente reto en solitario. Si Silvestre ya había escrito una página en la historia con su mera participación en la meca de la resistencia, ahora, con esta histórica hazaña, ha añadido unas letras doradas cargadas de épica a esta página. El registro de Silvestre, que ha completado 636 kilómetros en territorio francés, la hubiera colocado en la posición 23 en la categoría masculina.

La ciclista valenciana se mostró orgullosa del hito que consiguió y comentó cuáles son sus metas a corto plazo: «He subido al mismo podio que lo han hecho Alonso, Márquez o mi vecino Nico Terol, hemos trabajado mucho durante todo el año, ahora dejaré de lado la bicicleta durante unas semanas para recuperarme». La carrera, que tuvo lugar en la misma pista donde se corre en MotoGP, estuvo compuesta por 540 equipos sobre la pista además de 80 corredores solitarios, entre ellos la valenciana Silvestre.

La experiencia en este tipo de competición se antojó fundamental para que la de Bocairent saliera victoriosa de Le Mans. El hecho de ser subcampeona de España en esta especialidad sirvió a la ciclista para ganar una carrera que luchó desde el arranque. Sin embargo, la incertidumbre causada por el desconocimiento de sus rivales y por la circunstancia de competir en un terreno desconocido para ella le complicó las cosas.

Silvestre se sobrepuso a temperaturas de hasta 34 grados y aventajó en 28 vueltas a la segunda

Los cerca de 34 grados que marcaban los termómetros de la zona, la capacidad de resistencia y demás condicionantes fueron algunos obstáculos que Silvestre tuvo que superar en solitario para dar más épica si cabe a su triunfo en Francia. Hubo un punto de inflexión en la carrera. A falta de pocas vueltas para su conclusión, la ganadora tomó una decisión que la coronaría minutos más adelante: «Decidí no parar en boxes para no perder los dos minutos por vuelta, aunque me asfixiaba por el calor y el esfuerzo, pero al final he completado 636 kilómetros con 28 vueltas de ventaja sobre la segunda». La marca registrada será difícil de batir.

En los últimos años, ningún corredor se había acercado a la friolera cifra de 600 kilómetros recorridos mientras que este año, la flamante campeona de las 24 horas de Le Mans ha elevado el listón hasta los 636 kilómetros. Para la historia. No parece fácil que la hazaña de Silvestre vuelva a repetirse en los próximos años.