Los líos del fútbol: intentos de secuestro, extorsión, tiroteos y peleas

Los líos del fútbol: intentos de secuestro, extorsión, tiroteos y peleas

Valencia ha sido escenario de problemas judiciales de jugadores y dirigentes | El caso de Toño se une a la lista de Miguel Brito, Manuel Fernandes, Feghouli, Semedo o el intento de secuestro de Soler a Soriano

JOSÉ MOLINS VALENCIA.

En los últimos años los problemas extradeportivos se han multiplicado con los futbolistas de élite en Valencia. El último caso, con la salida de prisión de Toño García, jugador del Levante, por presunta pertenencia a una banda organizada que extorsionaba a gente, entre ellos el entrenador del Alavés, Abelardo, se suma a la lista en la que también fueron protagonistas los expresidentes del Valencia Juan Soler y Vicente Soriano, el exfutbolista del Villarreal Rubén Semedo, el exvalencianista Miguel Brito, y los que disputaron el Levante-Zaragoza de 2011.

Sin duda uno de los casos más esperpénticos fue el intento de secuestro de Soler a Soriano, para «asustarle», según confesó después, y obligarle a que le devolviera los cerca de 80 millones de euros que le debe por el traspaso fallido de las acciones del Valencia. Ocurrió en 2014, Soler fue detenido, aunque no se llegó a perpetrar el secuestro, y el juicio fue hace un año y medio. Soler se reunió con el hostelero italiano Ciro d'Anna para organizar el golpe. El plan era el rapto tras el almuerzo en un bar de la calle Isabel la Católica y su traslado en una furgoneta a un bajo de un población cercana a Valencia. Continuaba con llevarse a Soriano al extranjero en una camioneta y un hipotético abandono en una gasolinera rodeado de droga. La Audiencia Provincial suspendió el juicio en 2017 y obligó a repetirlo, lo que aún debe ocurrir.

Precisamente en la época que ambos eran presidentes militaron en el Valencia Miguel Brito, Manuel Fernandes y Feghouli, tres futbolistas que fueron detenidos por diferentes motivos. El primero tuvo un nutrido historial de problemas con la justicia. En diciembre de 2009, durante sus días libres navideños, protagonizó un altercado en una discoteca de Lisboa y estuvo implicado en un tiroteo junto a su grupo de amigos, por lo que fue acusado de violencia y posesión ilegal de armas.

Un año antes Miguel, junto a Fernandes, protagonizaron una pelea en un local de ocio de Valencia. Fue el 4 de enero de 2008 y el lateral celebraba su fiesta de cumpleaños. Fernandes se vio obligado a pasar la noche en una comisaría y acabó en un juicio rápido, pero Miguel, que estaba acompañado por su hermano (igual que la noche de Lisboa), no fue detenido. A ambos los multó el club con 40.000 euros por régimen interno. Y en 2010 el lateral tuvo un nuevo capítulo de sus andanzas, con el atropello a dos ancianas en L'Eliana, que les provocó un traumatismo craneoencefálico y una lesión de cadera.

Además, Feghouli fue detenido por conducir sin carnet, tras un control rutinario de la Policía Nacional en Valencia. Fue citado a un juicio rápido, pero finalmente su causa acabó archivada. También en coche llegó el problema de Dani Parejo, que dio positivo en un control de alcoholemia, aunque sólo acarreó sanción económica y pidió perdón en rueda de prensa.

Lo más grave fue lo de Semedo, exjugador del Villarreal, que pasó cinco meses en la cárcel por amenazar a un hombre con una pistola en Valencia, entrar en su casa y robarle el dinero. Y Braulio, exdelantero del Zaragoza, fue condenado por abusos sexuales y lesiones a varias mujeres. Además, hace dos años la plantilla del Eldense amañó partidos y los jugadores fueron detenidos por corrupción y apuestas tras dejarse perder.

Más