Javier Fernández desvela los secretos de su ejercicio perfecto

Javier Fernández desvela los secretos de su ejercicio perfecto

El doble campeón del mundo de patinaje artístico desveló que durante algunos saltos el corazón «pasa de cero a cien»

EFE

Javier Fernández, doble campeón del mundo de patinaje artístico, desveló los secretos de su "ejercicio perfecto", con el que sumó su segundo título mundial el pasado día 2 en Boston y en el que "fue clave" el tercer salto, porque "estaba supercansado", apenas cumplido el primer minuto.

"El salto número tres era clave, porque lo estaba fallando en los entrenamientos y en algunas competiciones. Creo que fue un momento muy decisivo, en el que estaba supercansado y era un elemento bastante difícil. Aquí estaba ya diciendo uff...", recordó al revivir en una pantalla gigante los casi cinco minutos de su actuación en el último mundial.

El madrileño explicó que "los tres primeros saltos", dos cuádruples a los 23 y 55 segundos, más un triple axel y un doble tou al minuto y siete segundos, "son muy fuertes" y en ellos "el corazón pasa de cero a cien" "Empieza a un ritmo muy rápido y te cansas un poquito al principio. En los primeros tres elementos, que son de los más difíciles, podemos ya ver más o menos cómo va a ir el programa. El segundo cuádruple ya es un momento complicado. El primero es prácticamente fácil, pero dos saltos, uno detrás de otro, es más difícil y a nivel de puntos es muchísimo mayor", explicó.

Con afán didáctico y las gafas que a veces utiliza fuera de la pista de hielo, Fernández indicó que tras ese momento podía llegar a una especie de "descanso", después de "una serie de pasos y una pirueta".

En ese tramo es necesario que "aguanten las piernas", contó, antes de llegar a la segunda parte del programa. "La primera parte es muy cortita. La segunda es más larga pero un poco más fácil".