El ojo que revolucionó la televisión

Mercedes Milá, en una imagen de archivo presentando 'Gran Hermano'./Mediaset
Mercedes Milá, en una imagen de archivo presentando 'Gran Hermano'. / Mediaset

El formato holandés 'Big Brother' cumple 20 años. Nació como 'un experimento sociológico', pero pronto derivó en un nuevo género: la telerrealidad

JUANFRAN MORENOMadrid

«Bienvenidos a la vida en directo. Hay gente que piensa que 'Gran Hermano' va a marcar un antes y un después en la historia de la televisión en España». Las primeras palabras de Mercedes Milá en el estreno del 'reality' se adelantaron a lo que ocurriría tan solo unos días después. 'Gran Hermano' nació el 23 de abril del año 2000 y se convirtió en un fenómeno social que pulverizó los índices de audiencia. La final de la primera edición, con la victoria de Ismael Beiro, fue seguida por un 70,8% de cuota de pantalla. El gaditano llegó a los estudios de Telecinco en helicóptero y se llevó el maletín con 20 millones de pesetas, unos 120.000 euros.

Llegó una nueva forma de hacer televisión. España fue el tercer país en adaptar 'Gran Hermano'. Luego le han seguido otros 70. El formato original nació en Holanda bajo el nombre de 'Big Brother' y acaba de cumplir 20 años (su primera emisión fue el 16 de septiembre de 1999). A su creador, John de Mol, le costó varios años sacar adelante el proyecto. Se fijó en el experimento científico de 'Biosfera 2', que se desarrolló en el desierto de Arizona (Estados Unidos), donde se encerró a ocho personas en una amplia estructura con una superficie de 1,27 hectáreas que simulaba un ecosistema artificial.

Aunque el género del 'reality' ya comenzaba a tomar forma con otros espacios de convivencia como 'The Real World' (1992) y 'Expedition Robinson' (1997), 'Big Brother' innovó con la incorporación del directo 24 horas, con cámaras y micrófonos que grababan de forma permanente a los concursantes anónimos en una casa sin salida al exterior. El espacio ha contado ya con 471 ediciones en el mundo, con un total de 7.150 concursantes.

La televisión española no había visto nada igual hasta entonces, pero los espectadores empezaban a reclamar interés por lo ajeno. «A finales de los 90, los programas de testimonios, como 'El programa de Ana' (Telecinco) o 'Digan lo que digan' (TVE), demuestran que la audiencia se interesa por la vida de personajes anónimos y cotidianos. 'Gran Hermano' empezó a lo grande y lo vendieron como un 'experimento sociológico'. Supieron jugar con el morbo porque se creía que no habría filtros en la intimidad de los concursantes», explica el periodista del digital 'Bluper' y escritor del libro 'No me toques los 90' (Roca Editorial), Mike Medianoche.

La productora Zeppelin TV se encargó de traer a España el programa holandés. Antena 3 fue la primera cadena en recibir la idea, pero no les convenció. Finalmente, Telecinco compró los derechos y Mercedes Milá fue la encargada de pilotar la versión española, aunque Paco Lobatón y Julia Otero también estaban entre los candidatos para presentar el 'reality'. La repercusión de aquellas primeras temporadas todavía sigue presente en el imaginario colectivo. Frases como '¿Quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza? ¡¿Quién?!' o 'Le voy a meter dos 'yoyas' que le van a temblar hasta las orejas' ya quedaron enmarcadas en la historia televisiva más reciente.

En 2017, 'Gran Hermano' mostró síntomas de desgaste. La última edición con anónimos, presentada por Jorge Javier Vázquez y bautizada con el nombre de 'GH Revolution', se convirtió en un lastre para Telecinco, que decidió adelantar la final por su paulatina pérdida de audiencia. El 'reality' se vio envuelto en uno de los mayores escándalos de su historia al presenciar una presunta violación a la concursante Carlota Prado. La dirección del programa decidió expulsar a José María Pérez, el supuesto agresor, y puso los hechos en conocimiento de la Guardia Civil. A día de hoy, el caso sigue pendiente de juicio.

Con ocho adolescentes

Pese a la cancelación, la cadena explicó que su idea es retomar el formato con anónimos dentro de un tiempo.«Estamos en el momento de repensar 'Gran Hermano'. Hemos detectado cierta fatiga en los 'realities' con anónimos», apuntó el director de Contenidos de Mediaset, Manuel Villanueva, en la presentación de la sexta edición de 'GH VIP' hace ahora un año. En este sentido, la casa de Guadalix de la Sierra (Madrid) ha continuado abierta para recibir a personajes famosos. En el último año, 'Gran Hermano' ha ofrecido con gran éxito una edic ión 'VIP' y otra 'Dúo', demostrando que la telerrealidad sigue viva.

Pero 'Big Brother', a lo largo de sus dos décadas, ha evolucionado su formato con diferentes versiones de lo más variopintas. En Reino Unido, la cadena Channel 4 apostó por 'Teen Big Brother' (2003), un controvertido formato en el que los participantes eran ocho adolescentes; Alemania, en cambio, creó en 2005 'Big Brother: das dorf' ('Gran Hermano: el pueblo'), donde la convivencia duró 363 días y se trasladó a una plaza de pueblo con una iglesia, un supermercado, una discoteca y una fábrica de textiles, mientras que Bulgaria inventó 'Big Brother Family' (2010), cuyos habitantes eran los miembros de una familia.