Arranca la nueva TDT: ¿Qué hay que hacer para seguir viendo la televisión?

Una pareja mira la televisión./ Fotolia
Una pareja mira la televisión. / Fotolia

La Televisión Digital Terrestre habilita nuevas frecuencias para liberar la banda de 700 Mhz, que albergará la red de 5G

EFEMadrid

El encendido de nuevas frecuencias de Televisión Digital Terrestre (TDT) comenzará el miércoles 24 de julio en Mallorca, Ibiza, Formentera y Cáceres, como paso previo a la liberación de la banda de 700 Mhz que se subastará entre enero y febrero y que se usará para el despliegue del 5G (telefonía móvil e internet).

Unos 21 millones de personas, que residen en 850.000 edificios, se verán afectados por el cambio de frecuencia de la TDT, que actualmente emite por la banda de 700 Mhz y que ha de quedar libre el 30 de junio de 2020, según ha anunciado este viernes el director general de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, Roberto Sánchez.

La liberación de la banda de 700 Mhz procede de una decisión de la UE que quiere que se usen las frecuencias de forma armonizada con el fin de tener un espacio común para la tecnología 5G.

¿Hay que cambiar los televisores?

El cambio en las frecuencias de TDT no supondrá pérdida alguna de canales para los usuarios, que seguirán viendo exactamente los mismos, ni tampoco afectará a los televisores, que no tendrán que cambiarse en esta primera fase.

Pero la hoja de ruta de la TDT supone también la condena a muerte de los modelos de televisor más antiguos, el 1 de enero de 2023. Ese día todos los canales de la Televisión Digital Terrestre están obligados a emitir en Alta Definición (HD), lo que supone que todos los televisores que no sean HDTV quedarán inutilizados.

El Plan Técnico aprobado en junio establece diversas normas para los televisores que se pongan a la venta dentro de nueve meses tras la aprobación del real decreto: todos deberán incluir un sintonizador para emisiones en alta definición (HD) y ser compatibles con las señales DVB-T2 que indica que el aparato estará preparado para el llamado TDT2 (previsto para dentro de unos años). Además, los televisores con una pantalla de más de 40 pulgadas deberán incorporar sintonizador para las emisiones en 4K y tener capacidad de conexión a banda ancha, ya sea por cable o inalámbrica.

¿Qué tengo que hacer si vivo en un edificio de viviendas?

Serán los edificios comunitarios los que tendrán que adaptar sus antenas colectivas y, en algún caso, incorporar un amplificador monocanal o reprogramar la centralita en función de la instalación.

Las comunidades de vecinos tendrán que contratar a un instalador debidamente autorizado, según Sánchez, quien ha recordado las ayudas que aprobó el Consejo de Ministros el pasado 21 de junio de 145 millones de euros para compensar por los costes de la adaptación de las instalaciones y que se pondrán pedir a partir del 20 de septiembre. Las ayudas oscilarán entre 100 y 600 euros.

Después de haber adaptado la antena a las nuevas frecuencias, cada vecino deberá resintonizar sus televisores haciendo una búsqueda.

¿Qué tengo que hacer si vivo en una vivienda unifamiliar?

Las viviendas unifamiliares, en general, debido al tipo de sistema de recepción del que suelen disponer, que permite la captación de la totalidad de la banda de televisión (central de banda ancha), tan solo tendrán que proceder a resintonizar sus televisores cuando las nuevas señales y la reordenación se encuentre disponible.

Si los ciudadanos no realizan la adaptación y la resintonización que requieran en cada caso, dejarán de ver parte de la oferta televisiva.

Las cadenas de televisión emitirán en un principio de forma simultánea en las dos frecuencias, con el fin de facilitar los cambios y adaptaciones en domicilios de usuarios.

Plazos

La forma que se efectuarán los cambios será «gradual y paulatina» en un proceso que continuará el próximo viernes 26 en Huelva, se paralizará en agosto y se reanudará en septiembre. Los usuarios dispondrán de un plazo de seis meses para adaptar sus antenas.

El plan técnico de la TDT aprobado por el Consejo de Ministros divide España en 75 demarcaciones, de las que ocho no se verán afectadas por los cambios de frecuencias: Asturias, Barcelona, La Coruña, Menorca, Melilla y una parte de las provincias de Toledo y Murcia.

El proceso continuará en septiembre en el resto de municipios, como Albacete, Almería, Badajoz y Santa Cruz de Tenerife, según el real decreto aprobado el pasado 21 de junio.