«A Hermida le queríamos sin límite»

Nieves Herrero, a su llegada a la capilla ardiente./
Nieves Herrero, a su llegada a la capilla ardiente.

El mundo de la televisión y el de la política se han dado cita en el Tanatorio de La Paz para dar el último adiós al periodista Jesús Hermida, fallecido anoche

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO / AGENCIASMADRID

Numerosas personalidades del mundo de la televisión y de la política han acudido a dar su último adiós a la capilla ardiente del periodista Jesús Hermida, fallecido anoche a la edad de 77 años por un derrame cerebral. La emoción de los visitantes como Concha Velasco, que no quiso hacer declaraciones, contrastaba con los más de cien medios de comunicación que se han dado cita a las puertas del Tanatorio de La Paz en Tres Cantos (Madrid).

«A Jesús le conocía desde el año 1966, cuando escribía en el diario Informaciones. Vivía muy cerca de la Plaza de España, como yo, y recuerdo que la primera entrevista importante que me hicieron en mi carrera me la hizo él. La llegada del hombre a la luna la vi en mi luna de miel y siempre lo recordaré. También hicimos muchos programas juntos, él me dio la oportunidad de incorporarme a una televisión culta», comentaba una emocionada la cantante Masiel.

Más información

Ella compartió programa con Hermida y con José Sacristán, que también quiso acudir a despedirse del histórico presentador: «Era muy generoso conmigo, me invitó a colaborar en muchos de sus programas. Su figura como hombre de la comunicación es absolutamente inconfundible y personalísima. Murió con 77 años Prácticamente era de mi quinta».

«Se va parte de mi vida, nada hubiera sido igual para mí sin él. La televisión siempre parece un medio efímero, pero de los pocos que pasarán ese tamiz del tiempo es Hermida, porque él inventó una manera de hacer las cosas. Yo cuando llegué a estar con él ya tenía 45 años pero pude dirigir un programa porque de él lo aprendí todo», comentó la presentadora de 'Qué Tiempo tan Feliz', María Teresa Campos. Ella mantuvo durante mucho tiempo una broma con Hermida, en la que hacían creer a la audiencia que se llevaban mal: «Siempre lo aclaramos pero daba igual porque siempre repetían ese video. Esa broma la fraguamos en cinco minutos. Hermida siempre me aceptaba todas las propuestas».

Otra periodista que se hizo popular gracias a Hermida fue Nieves Herrero, que ha asegurado que lleva "como una medalla" el ser considera una 'chica Hermida'. Visiblemente emocionada, ha recordado que la figura de Hermida fue para ella "un faro, un amigo y alguien del que parece mentira que se esté hablando en pasado, porque todo ha ocurrido en 48 horas". "Estoy muy triste, la familia ha sido muy generosa porque nos ha permitido estar con Jesús hasta el final. Era una persona que marcó una forma de hacer televisión y todavía no se ha superado", ha concluido.

"El tío más generoso del mundo"

El locutor José María García también quiso atender a los medios a la entrada del Tanatorio de la Paz: «Se ha ido un maestro de la amistad, a mi me encanta la generosidad y Hermida era el tío más generoso del mundo con sus amigos. Posiblemente pueda pecar de inoportuno, pero para mí no ha sido un maestro del periodismo porque él ha practicado poco el periodismo, además no le gustaba excesivamente, el era un hombre muy culto y lo que ha sido es un maestro de la amistad, un innovador».

El periodista José Oneto le dedicaba estas palabras antes de entrar en la capilla ardiente: «Ha sido testimonio de la vida pública de este país en los últimos 45 años. Aparte de ser maestro de muchos de nosotros, Jesús era un contador de historias, que es al fin y al cabo lo que es un periodista, con un estilo suyo tan peculiar que además se notaba que lo hacía con corazón».

«Cuando se muere un genio deja un reguero de pena, pero hay una cosa buena, que se empieza a reconocer su genialidad y hoy es el día de Hermida. A él le gustaba mucho la palabra 'melancolía' y esa es la palabra que hoy le dedica este alumno suyo», expresaba el periodista Fernando Ónega.

Mariló Montero, presentadora de 'La Mañana de La1', se acercó al tanatorio después de finalizar su programa. «Su pérdida debe hacer recapacitar a todos los compañeros sobre el tipo de televisión que se está haciendo, porque él amaba la televisión apasionadamente. Era un personaje que imantaba, solo hay que ver la cantidad de medios y de compañeros que se han reunido hoy. Se le quería sin límites y eso es muy difícil en esta profesión», dijo.

Por su parte, Iñaki Gabilondo ha calificado como "perdida muy grande" el fallecimiento del comunicador. "Era un maestro porque deja muchos discípulos, un gran hipnotizador ante la cámara", ha señalado, tras recordar que él se quedará con "elchico de Huelva que nunca dejó de ser".

«Hermida me dio muchos consejos, los últimos hace apenas una semana porque le veía a menudo. Siempre decía todo lo que tengas que decir en televisión dilo en un minuto', 'el tiempo es oro, Roberto, ya son muy duras las noticias, cuando puedas sonríe más. Pero hoy me cuesta sonreír», recordaba Roberto Arce, presentador de Noticias Cuatro, intentando aguantar las lágrimas.

Desde el Gobierno acudieron a presentar los respetos la vicepresidenta primera Soraya Sáez de Santamaría, que calificó a Hermida como «irrepetible, para muchos contaba cosas que nos han ido formando. Siempre lo tendremos en nuestra memoria porque además era una buena persona». Y también el ministro de Cultura, José Ignacio Wert: «Trajo un concepto más moderno de la televisión a España. Era un gran maestro que formó a toda una generación de profesionales y además se portaba bien con todo el mundo».

Hoy, a las 20.00 horas, está previsto un servicio especial aunque sencillo en el mismo tanatorio para despedir al presentador que acompañó a los españoles en el primer viaje del hombre a la Luna.

Un "magnífico" periodista

El rey Juan Carlos también ha dedicado unas palabras de recuerdo al periodista, describiéndolo como "una gran persona, un magnífico periodista y, sobre todo, un gran español", antes de presidir este martes una reunión del Real Patronato del Museo Naval en el Cuartel General de la Armada. "Ha sido un gran amigo y un gran profesional y tenía una gran admiración por él", ha añadido junto al Salón de Honor, donde ha tenido lugar la primera reunión celebrada por el Real Patronato desde que recientemente el Rey aceptara presidir este órgano rector colegiado del Museo Naval.