Ribó rebaja el tono con la Fundación y Tello apunta a la vía judicial como «solución»

«Por este Ayuntamiento no va a quedar», asegura ahora el alcalde ante el conflicto judicial por los fondos del novelista

C. VELASCO VALENCIA.

El tono del alcalde es otro. Más conciliador. Más negociador. Si Joan Ribó aseguró el miércoles que el Ayuntamiento «no puede devolver a la Fundación algo que es propiedad municipal», el máximo edil dijo ayer que «por el Ayuntamiento no va a quedar». Está dispuesto a negociar y a escuchar a la Fundación, pese a los informes técnicos. Sólo con un acuerdo se evitará la salida de una parte de los fondos de la casa-museo de Blasco Ibáñez, concretamente la colección más personal del escritor y objeto del convenio que no se renovó. Esta porción del legado es de la Fundación y se puede retirar sin problemas. La otra, el grueso que atesora el chalet de la Malvarrosa, es la que se dirimirá en los tribunales y corresponde a la donación que realizó Gloria Llorca Blasco Ibáñez en 1997. Sobre la titularidad de estos fondos decidirá la justicia, si el Ayuntamiento o la Generalitat no lo evitan antes.

Ambas instituciones trabajan para rebajar el clima de hostilidad. «No ha habido ningún contacto oficial con el Ayuntamiento», aseguran desde la Fundación, pero se palpa un ambiente menos tenso que a principios de semana. A rebajar el enfrentamiento contribuyó el alcalde: «Que la Fundación tenga claro que (el Ayuntamiento) hará todo lo que haga falta para dignificar a Blasco Ibáñez. Es una figura fundamental». Ribó mostró ayer su deseo y voluntad de llegar a un acuerdo sobre el legado del escritor. No citó informes técnicos ni tampoco echó más leña al conflicto. Al contrario.

No contribuyó a disminuir el clima de enfrentamiento la concejal Glòria Tello. Simultáneamente a las declaraciones de Ribó, la titular del área de Cultura aseguró: «Ir a los tribunales es la única opción posible. Nos portamos bien con la Fundación desde el principio. El punto de discordancia es uno en el que la entidad blasquista entiende que una parte de los fondos son suyos. Tenemos un informe del abogado del Ayuntamiento que dice que esos fondos son de la ciudad».

Las administraciones buscan reducir el clima de hostilidad con la entidad blasquista

Desde la entidad blasquista continúan con su ofensiva legal. El despacho de abogados ha preparado el escrito para reclamar la devolución de una parte de los fondos, cuya titularidad sin duda corresponde a la Fundación. Se trata de la colección que se reguló en el convenio de 2012-2017.