La Orquesta toma el control del renovado ciclo de cámara del Palau

Los músicos de la Orquesta de Valencia. / lp
Los músicos de la Orquesta de Valencia. / lp

Los músicos, que llevaban una década sin participar en el certamen, copan 14 de los 25 conciertos programados

N. CAMACHO VALENCIA.

«Muchos de los músicos estaban hambrientos del ciclo de cámara. Ellos son el corazón de esta idea», aseguró ayer el director de la Orquesta de Valencia (OV), Ramón Tebar, sobre la nueva cita musical presentada ayer por el Palau de la Música de Valencia.

La iniciativa vuelve a la programación con 25 conciertos, de los cuales 14 estarán interpretados por distintos miembros de la OV. Los profesionales de la formación llevaban una década sin participar en este ciclo que, sin embargo, dejó de celebrarse hace ahora siete años. Pero la vuelta a la vida de este programa, que se desarrollará en la sala Rodrigo del auditorio municipal, llega para saldar una deuda con la orquesta. «Cuando llegué a la dirección, una de las debilidades que tenía el Palau era la ausencia de este certamen», dijo Tebar, para quien es importante que «la orquesta toque como un grupo de cámara».

Según el titular de la agrupación, cuando surgió la intención de recuperar estos conciertos, se recibieron muchas propuestas por parte de los músicos. «Desgraciadamente no hay sitio para todos», alegó el maestro, quien justificó que muchos de los profesionales ya se reunían o participaban en conjuntos que ofrecen música de cámara en otros auditorios. De esta forma, el recuperado ciclo sacia el hambre de los miembros de la OV. Y también sus bolsillos. Porque, como aseguró ayer la presidenta del Palau, Glòria Tello, cada concierto será retribuido con 1.700 euros si el intérprete toca el piano y 1.500 euros si no lo hace, más el 95 % de lo recaudado en taquilla y, en el caso de los profesores de la orquesta, percibirán 500 euros como marca el convenio. «Volvemos a apoyar a los grandes músicos que tenemos la suerte de tener dentro y fuera de la orquesta», dijo la titular del auditorio.

«Los profesionales estaban hambrientos de esta cita. Son el corazón de la idea», afirma Tebar

Por ello, entre el 27 de enero y el 4 de diciembre de este año se celebrarán 25 conciertos con creaciones que van desde el Renacimiento hasta el siglo XXI. De Brahms a Betthoven, pasando por Piazzola, Bernstein o Schuman, Bach, Mozart o Debussy, cada una de estas actuaciones devolverá la música intimista y cercana que caracteriza a este tipo de conciertos.

Es más, según Tebar, «lo que marca la diferencia entre una orquesta de cierto nivel y otras que no llegan es tocar dentro de la orquesta como si interpretaran música de cámara». Por su parte, el subdirector de música, Manuel Muñoz, consideró que la música de cámara «ha formado parte históricamente de la historia del Palau de la Música». «Se ha buscado la variedad y ofrecer distintas épocas», manifestó.

Con la intención de atraer al público al renacido proyecto, el Palau ha puesto en marcha cuatro abonos para los aficionados. Los melómanos podrán elegir entre un abono anual de 200 euros, con un 20% de descuento, y otro trimestral, con un descuento del 15%. La primera parte de la iniciativa se celebrará del 27 enero al 25 mayo, con ocho conciertos y un precio de 68 euros; el segundo, del 2 al 25 junio, con 7 conciertos y un precio de 59,50 euros; y el tercero del 24 septiembre al 4 diciembre, con diez actuaciones y un coste de 85 euros.

Pero aún hay más. Para amenizar cada función, el cómico y presentador valenciano Tonino Guitián se convertirá en el «anti-maestro de ceremonias» de los conciertos, que incluirán coreografías, escenografías diferentes y algunas sorpresas para los asistentes.

 

Fotos

Vídeos