Locura 'global' por 'Lucia di Lammermoor'

Imagen de 'Lucia di Lammermoor'. /Javier del Real
Imagen de 'Lucia di Lammermoor'. / Javier del Real

El Teatro Real lleva a todo el mundo la legendaria ópera de Donizetti en la IV Semana de la Ópera | Podrá seguirse gratis a través de internet y en distintos espacios públicos de 42 provincias españolas

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

El Teatro Real lleva a todos los rincones del mundo el dolor, la desdicha y la locura de 'Lucia di Lammermoor'. Paradigma del bel canto y el melodrama romántico, la ópera de Gaetano Donizetti se retransmite este sábado gratis por infinitud de canales en la red. Podrá además seguirse a partir de la 21.30 en espacios públicos de 42 provincias. En las portentosas voces de la soprano Lisette Oropesa y el tenor Javier Camarena, con una puesta en escena «fantasmal y opresiva». El infausto amor entre Lucia y Edgardo se vivirá en plazas y plazuelas, centros culturales, teatros, auditorios, ayuntamientos y museos de toda España.

En versión «casi completa» y ambiente victoriano, la locura de esta 'Lucia di Lammermoor' será global. Se retransmite en Facebook Live -www.locuraconlucia.com- y a través de Palco Digital y Opera Vision. En Twitter, con el hashtag #LocuraConLucia, se podrá también suspirar con la desdicha de 'Lucia' en un retrasmisión que el youtuber Jaime Altozano comentará en tiempo real. Es uno de lo actos centrales de la cuarta edición de la Semana de la Ópera plagada de actos y que concluye el domingo.

Junto con museos como el Guggenheim de Bilbao, el Prado, el Thyssen y el Arqueológico Nacional en Madrid, o el Centro Niemeyer de Avilés, la 'Lucia' llegará a auditorios, teatros, salas de cines o casas de cultura de grandes capitales y pueblo tan pequeños como Labajos (Segovia) o Gotarredura (Ávila), con menos de 150 habitantes.

Se han instalado pantallas al aire libre en una treintena de parques, jardines o plazas de toros de toda España. Las habrá en las plazas mayores de Segovia y Valladolid, en la Plaza San Bruno de Zaragoza, la Plaza de la Iglesia en Alicante, o el Paseo de la Concha en Murcia. También en pequeños patios de centros culturales y ayuntamientos o plazuelas de pueblos como Parcent (Alicante), Huetor Vega (Granada), O Grove (Pontevedra), Usagre (Badajoz), Gilena (Sevilla), Villatobas (Toledo) o Las Pedrosas (Zaragoza).

Ciudades como Elda tienen dos puntos de retransmisión: la Plaza Ramón Sijé, en el casco histórico, y la Explanada Orihuela, en la costa. Se podrá seguir la Lucia en la Plaza de toros de Villanueva de Córdoba, con 2.500 localidades; en el polideportivo de Alcampell, en Huesca (700); el Parque de las Almadabillas, en Almería (400), o los Jardines de Can Trobat de Garriguella, en Gerona (100).

En la Plaza de Oriente, ante la fachada del Teatro Real, se instalarán tres pantallas y 2.400 sillas para disfrutar de esta producción concebida para la English National Opera en 2010 y que se vio en Washington, Toronto, Bonn, Oslo y Gotemburgo. Entre las 10.00 y las 14.30 del sábado se podrá acceder a los espacios más icónicos del Real en una jornada de puertas abiertas. A las 11.30 horas se vivirá también en la Plaza de Oriente un 'flashmob' de danza inspirada en 'El lago de los cisnes', en colaboración con el British Council y el Royal Ballet de Londres.

La gran fiesta de la ópera se clausurará el domingo con la proyección gratuita en el Real (11.30) de una producción de 'Madama Butterfly' del Nuevo Teatro Nacional de Tokio, fruto de los convenios suscrito por el coliseo español con Japón, China y los Emiratos Árabes Unidos en su apuesta por la unión de culturas.

Dificultad extrema

Su extrema dificultad y los endemoniados registros agudos del papel de Lucia otorgan un aura irreal y onírico a un rol que engrandecieron sopranos como María Callas, Leyla Gencer, Joan Sutherland o Edita Gruberova. A su altura ha brillado la soprano de origen cubano Lisette Oropesa, aclamada en el Real al frente de un fabuloso reparto que encabezan junto a ella el tenor mexicano Javier Camarena, el barítono Artur Rucinski y el bajo Roberto Tagliavini. A la batuta, el israelí Daniel Oren, gran especialista en obras 'belcantistas'.

El director de escena David Alden sitúa su fantasmal 'Lucia' en un decadente sanatorio victoriano diseñado por el escenógrafo Charles Edward, inspirado en la residencia del médico británico John Langdon Down, descubridor del síndrome de Down. En esta atmósfera siniestra y claustrofóbica los hermanos Lammermoor mantienen una relación enfermiza en un ambiente espectral que remite a las fantasías de Edgard Allan Poe.

Lucia es una joven huérfana, desequilibrada y soñadora, enamorada de Edgardo, enemigo de la familia, odiado por su hermano, que la incita a casarse con un noble rico para salvarse de la ruina. Con la complicidad del capellán y las malas artes de su guardián, hará creer a Lucia que su enamorado la ha traicionado. Empujada a firmar el acta matrimonial, rota por el dolor y presa de la locura, la joven asesina a su esposo en la noche de bodas sumida en una suerte de ensoñación angelical que acabará con su muerte y el suicidio de Edgardo.

Basada en 'The bride of Lammermoor', truculenta novela histórica que Walter Scott situó en Escocia, la ópera es el paradigma del melodrama romántico, con emociones exacerbadas, fatídicos amores imposibles, conflictos ancestrales, espacios espectrales, duelos, traiciones, locura y muerte. Salvatore Camarano transformó en libreto la novela a la que Donizetti puso música en poco más de un mes. Su partitura alterna durante casi tres horas el trepidante ritmo del drama con pasajes en los que los protagonistas expresan sus sentimientos. Estrenada en el Teatro de San Carlos en Nápoles el 26 de septiembre de 1835 «en siglo y medio se ha mantenido como una ópera viva» destacó Joan Matabosch, director del coliseo madrileño al presentar la producción.

Fotos

Vídeos