El compositor de la música que nos hace soñar

Ferrer Ferran dirigiendo un concierto./
Ferrer Ferran dirigiendo un concierto.

Ferrer Ferran pone notas a las historias de Pinocho o Peter Pan entre conciertos por todo el mundo

JAUME LITA

"Todo en la vida tiene música". Así se muestra Ferrer Ferran (Valencia, 1966) y así lo cumplen sus obras. Con un estilo característico, adentrarse en el amplio repertorio musical del compositor y director valenciano es bucear por un universo descriptivo capaz de llevarte en segundos de una ciudad colombiana a encontrarse ante un cuadro de Goya, pasando por La Pasión de Cristo. Las obras del valenciano, "hechas para soñar", se interpretan en todo el mundo.

" Yo escribo un libro con música", resume Ferrer Ferran su trayectoria musical. Centenares de obras avalan a uno de los compositores actuales más destacados. Conocer al mítico Jef Penders, y ser su pupilo, le sirvió para que diera el paso definitivo hacia la composición musical descriptiva, la que nos permite viajar, o como describe Ferrer, "la que nos hace soñar". El compositor no huye del color propio que tienen sus obras, además de un carácter que sirve para que todo tipo de agrupaciones musicales las puedan interpretar. Pero de entre todo el repertorio, un manojo sobresale por encima del resto. "La Passió de Crist (2001) es la obra que me lanza al mundo. Yo aún me maravillo cada vez que la escucho. Es el primer oratorio para banda de música que se ha compuesto y marca un antes y después en la literatura musical", destaca Ferrer Ferran.

Además de la obra que fue compuesta para la Banda Federal de la FSMCV (Federació de Societats Musicals de la Comunitat Valenciana), otra composición resalta entre el resto: 'Pinocchio' (2007). El cuento infantil hecho suite sinfónica se trata de la obra más interpretada de todo el repertorio de Ferrer Ferran. "Esta obra tiene mucha magia y se ha interpretado por todo el mundo. Me han llegado notificaciones de Australia y otros tantos países. Es increíble que la música traspase tantas fronteras. Yo mismo me quedo alucinado con mi música", apunta el valenciano que cuenta con hasta cuatro sinfonías. El último estreno de 'Peter Pan' (2016) en el pasado Certamen provincial a cargo de la Santa Cecilia de Requena reafirma la carrera del compositor respecto a las obras descriptivas.

Si algo destaca analizando la gran cantidad de obras de Ferrer Ferran es la diversidad de dificultades. Desde obras para bandas juveniles, agrupaciones musicales menores y para las grandes formaciones. Todas tienen obras del valenciano que pueden interpretar. "Mi música está hecha con el corazón", apunta Ferran respecto al éxito de sus piezas. Composiciones para divertirse, para imaginar, para sentir y para viajar, pero en definitiva "la música sirve para hacer feliz, para eso compongo. Yo ofrezco sensaciones con las notas". Hasta los niños con autismo cuentan con una pieza musical obra de Ferrer Ferran. Pese a la gran cartera de piezas, el valenciano aún sueña con una gran composición que vaya mucho allá de un lugar o un momento legendario o puntual. "Mi objetivo es crear una pieza que sirva para cerrar los ojos y soñar. Una obra con espíritu propio", señala el compositor.

La "literatura para banda" del valenciano no entiende de culturas. Así, regiones italianas, ciudades sudamericanas o la jungla africana se encuentran representadas entre sus notas musicales. Los encargos llegan desde diferentes lugares y en ese momento la música empieza a fluir. "Yo escribo y sale. No hablaría ni de imaginación ni de inspiración", subraya Ferran. El valenciano no entiende de horas para componer y reconoce que no busca acordes concretos a la hora de componer. Así, Ferrer reconoce ser un "compositor de oficio" que trabajar para evitar las melodías ya compuestas y que forman parte de otras obras. Esas mismas piezas que considera "vivas", que sirven de banco de pruebas para próximos proyectos y que desde la primera compuesta y hasta la última "muestran toda la obra musical de un compositor" según el músico de Valencia.

Otro sueño como director

A los quince años Ferrer Ferran dirigió por primera vez. Era la formación juvenil de 'La Primitiva' de Paiporta. Desde ese momento, batuta y composición no se han separado hasta llegar a un cumplir el sueño de dirigir a una de las formaciones musicales más conocidas a nivel mundial. "Ir a aquella banda me ha tocado el corazón. Ver cómo está todo fuera y ver la disponibilidad interna en la banda es un puro contraste. Esta experiencia te hace grande como persona. Es a la vez un sueño y una responsabilidad", recuerda con grandeza el que fuera director principal invitado a la banda venezolana durante varios años seguidos.

La dirección de Ferrer Ferran por tierras valencianas se ha centrado en las principales agrupaciones musicales. Bandas como las de Moncofa, Mislata, Paiporta (durante 20 años) y ahora el Ateneo Musical de Cullera han sido dirigidas por Ferran, además de varias invitaciones a otras bandas de la Comunitat. El director valenciano se ha encontrado con las múltiples invitaciones de sus músicos para interpretar obras firmadas por el propio Ferrer Ferran.

Pero si encontramos una faceta que combina las múltiples facetas musicales de Ferran son los certámenes musicales. En la última época es habitual encontrar como las agrupaciones musicales participan en los concursos valencianos con obras de Ferrer Ferran. El también director reconoce que el peor papel es formar parte del jurado por "tener que estar pendiente del fallo musical para poner la nota final". Así que destaca que la mejor manera para disfrutar de un certamen es como parte del público, sin tener que caer en la crítica por la interpretación y pudiendo dejar llevarse por la magia de la música.

Ferrer Ferran saca musicalidad a cada momento, a cada vivencia. Sus composiciones traspasan fronteras nacionales y emocionales. Más de 20 países han disfrutado de su música y han podido visitar los mundos de Pinocho, el de Peter Pan o revivir la Pasión de Cristo, sin dejar de lado los pasodobles, marchas y demás composiciones musicales que nos trasladan al sueño de viajar con un billete de notas musicales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos