'La malquerida', la zarzuela más valenciana

'La malquerida', la zarzuela más valenciana

Cantantes, actores y profesionales de la Comunitat copan el montaje que se estrena el jueves en Les Arts

NOELIA CAMACHO

Hasta el nombre del escenario en el que se representa la zarzuela 'La malquerida' es valenciano. La obra del compositor Manuel Penella, que el próximo jueves se estrena en el Palau de les Arts, resonará en la sala Martín i Soler del coliseo. Y lo hará gracias a un grupo de profesionales, la mayoría de ellos valencianos, que se embarcan en este «drama rural» basado en la obra homónima de Jacinto Benavente.

El espectáculo es una coproducción entre Les Arts y los Teatros del Canal. Bajo la dirección de escena se encuentra el valenciano Emilio López, quien se inspira en la adaptación cinematográfica que se hizo de la obra en 1949 en México. Este joven, que ya sabe lo que es trabajar en el centro operístico, defiende el «maravilloso» equipo que se ha formado para poner sobre las tablas un montaje que ya se vio en Madrid y Oviedo. Como él, algunos de los personajes principales de la tragedia de la protagonista Acacia, han nacido en la Comunitat. Actores como el conocido intérprete Nacho Fresneda, que ha participado en series como 'El Ministerio del tiempo' o películas como 'El reino', o la veterana actriz Victoria Salvador, curtida sobre las tablas valencianas y con una importante trayectoria en las artes escénicas, se atreven por primera vez a tener uno de los papeles principales de una pieza de estas características.

Pero no son los únicos. En el casting también intervienen la soprano valenciana Sandra Ferrández y el tenor Vicent Romero. Todos ellos, capitaneados por el director de escena Emilio López. Además, en el reparto cobra una importante presencia el Cor de la Generalitat y, como no podía ser de otra forma, la Orquesta de la Comunitat (OCV).

El popular Nacho Fresneda participa en una pieza, la última que compuso el maestro Penella, que va camino de agotar las entradas

El talento valenciano brilla en una 'malquerida' que prácticamente ha agotado las entradas y que se podrá ver, aparte del jueves, los días 14, 16 y 18 de abril. Los profesionales de la Comunitat se afanan en defender una zarzuela que se erige como la más valenciana de la cartelera. No obstante, no sólo el compositor nació en Valencia sino que una de las instituciones más prestigiosas de la ciudad del Turia, el Centre de Perfeccionament Plácido Domingo del centro de ópera, aporta a sus alumnos más brillantes.

Entre ellos, el tenor Vicent Romero, quien asegura que esta producción «es muy intensa». «Lo mejor de esta 'malquerida' es que cantamos en castellano, acostumbrados como estamos a hacerlo en alemán, italiano o ruso», asevera el valenciano, que está en su segundo año de formación y finalizará sus estudios en julio. El intérprete, que se pone en la piel de Norberto -el primer enamorado de Acacia, la protagonista- vive estos días con intensidad la oportunidad que supone la obra de Penella. «Lo que más ilusión me ha hecho es que mis abuelos me hayan escuchado cantar una zarzuela. Cuando lo hicieron, se despertaron muchos recuerdos», afirma el tenor. Que el elenco esté conformado por un amplio número de profesionales de la región le parece «una responsabilidad». «Aquí hay mucho talento. Al público sólo puedo decirle que venga y lo descubrirán», asevera.

J. Monzó

En esta misma línea, la soprano valenciana Sandra Ferrández muestra su ilusión por regresar a Les Arts, donde ya actuó hace unos años y es el enclave que la vio empezar en la lírica. «Estoy feliz pero es un trabajo complicado, porque esta pieza tiene muchas partes habladas», asevera de su papel de Raimunda, la madre de la protagonista.

Destaca el trabajo de Emilio López, un director de escena que, cuenta, «ha demostrado que la zarzuela no es un género chico». «Que alguien joven le dé otro aire a este montaje vale mucho la pena, sobre todo en un momento en el que se pensaba que la zarzuela podía llegar a desaparecer. Hay que respetarla, pero siempre con pequeños toques actualizados», manifiesta.

Para el conocido Nacho Fresneda es su primera incursión en la zarzuela como actor. «Había hecho de figurante en algunos óperas y, aquí en el Palau, estuve en 'Lélio'», confiesa a este periódico. El actor se muestra «encantado» de participar en un proyecto que cuenta con los alumnos del Centre de Perfeccionament, en el que él da clases. «Tienen un talento increíble», asegura. Es, junto a Salvador, los dos únicos miembros del elenco que no cantan. En su caso interpreta a El Rubio y, dice, se siente muy cómodo sobre el escenario. «Somos mucho y eso demuestra la calidad de este espectáculo», señala. Para él, intervenir en la obra «ha sido una aventura y un viaje que me hace crecer como persona» y define al elenco, con una fuerte presencia valenciana, como un «conjunto que va a calar en el público de la ciudad».

«Debemos reivindicar el trabajo de los compositores valencianos como Penella, con obras extraordinarias», asegura Emilio López, el alma de esta zarzuela singular y con unas características que la convierten casi en una rareza. «Una de las peculiaridades del montaje es cuenta con mucha parte hablada. Y eso que hemos quitado 15 minutos de la versión que se pudo ver en Madrid», señala a LAS PROVINCIAS. Desvela que este drama rural se ambienta en México, una especie de homenaje a la exitosa película sobre esta obra de Penella y Benavente que se estrenó en aquel país en el año 1949.

Por último, la actriz valenciana Victoria Salvador relata que también es su primera incursión en este género con un papel importante como el de Julian. Como Fresneda, tampoco canta, pero ofrece «algunos consejos a los impresionantes compañeros de reparto» que le acompañan.

Estos días, el equipo artístico y técnico de 'La malquerida', de Penella, ultima los detalles de la zarzuela. En el ambiente se respira un sabor valenciano que, incluso, es trasladado a unos mariachis que participan en el montaje. «Tienen aire mediterráneo», sostiene López.

La zarzuela que recala en Les Arts cuenta también con la dirección musical del maestro Santiago Serrate; la escenografía de Nathalie Deana; el vestuario de Gabriela Salaverri; y la iluminación de Sergio Gracia. Entre los cantantes del Centre de Perfeccionament también destacan estudiantes como César Méndez, María Caballero -que interpreta a Acacia-, y Andrea Orjuela. Del Cor, otro valenciano, José Enrique Requena, se pone en la piel de otro de los personajes principales.