Punto final a la brillante aventura literaria de 'Mercurio'

Guillermo Busutil, director de la revista 'Mercurio'./J. Cotera
Guillermo Busutil, director de la revista 'Mercurio'. / J. Cotera

Planeta clausura la prestigiosa revista de libros dirigida por Guillermo Busutil y acaba abruptamente con sus veinte años de historia | Ida Vitale, portada del último número de la publicación gratuita de la Fundación Lara, un regalo para los lectores

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

Durante dos décadas la revista 'Mercurio' ha sido un faro y un regalo para lectores, letraheridos y amantes del libro y la literatura. El mismo Grupo Planeta que la hizo grande pone un abrupto punto final a la aventura de esta publicación que con tanto tino y brillo ha dirigido desde 2007 el escritor y periodista malagueño Guillermo Busutil. Ni Planeta ni la Fundación José Manuel Lara han dado explicaciones sobre un cierre que causó estupor y movilizó al mundo de la cultura y tras el que estaría el elevado coste de una publicación gratuita de alta calidad.

Ida Vitale, última ganadora del Cervantes, protagoniza la portada del último número, el 210, dedicado este abril de las letras a la figura la gran poeta uruguaya que recibirá el galardón el Alcalá de Henares el próximo día 23. Ha querido el destino que 'Mercurio' muera en vísperas de la gran fiesta del libro y la letras hispanas, dos semanas antes de la solemne entrega del Premio Cervantes y de la fiesta de Sant Jordi.

«Suena incomprensible, triste, e incluso irónico que con un Premio Cervantes y el mes del libro, nos cierren un instrumento eficaz, independiente, con rigor, estética y abierto a todos, y una labor sin precio para el necesario fomento de la lectura», dice Busutil en su adiós. «Posiblemente sea un gesto de torpeza, o de miopía, o una falta de reconocimiento a la labor realizada. Al menos sucede esta pena con una poeta grande, con sus palabras y con su mundo, y con ella os damos de nuevo las gracias a todos, compañeros de travesía, cómplices y nuestros lectores», agrega Busitil.

«No os quepa duda de que la cultura no es un negocio, es una empresa para saber, un puente con la mirada, una brújula en los sueños, en la niebla y en la realidad», dice el director y alma de la revista en su sentida despedida. «La cultura no se derrota, aunque se acalle, se cierre o se argumenten sus números rojos. La cultura siempre renace de la memoria y de la palabra», concluye.

 Apoyos

De poco sirvió la campaña de recogida de firmas contra el cierre que tuvo un amplio apoyo del sector cultural ni «las voces de periodistas y escritores que han publicado encendidas defensas y el reconocimiento a la trayectoria de la revista y del trabajo realizado», como desataca Busutil en su carta.

Más de quinientas personas del mundo literario y cultural firmaron un manifiesto pidiendo a la Fundación Lara no cerrar una revista convertida «en una referencia de calidad, variedad e independencia, imprescindible para seguir la actualidad literaria nacional» y que ha velado por «irreemplazable promoción de la literatura y la divulgación de conocimientos».

Lo rubricaron académicos, escritores, críticos, cineastas, editores, libreros y periodistas como Emilio Lledó, Álvaro Pombo, José María Merino, Gonzalo Suárez, César Antonio Molina, Manuel Longares, David Trueba, Fernando León de Aranoa, Elvira Lindo, Eduardo Lago, Fernando Marías, Luisgé Martín, Luis Solano, Enrique Redel, o Juan Casamayor.

La Fundación José Manuel Lara, con sede en Sevilla, editaba la revista gratuita y con distribución nacional que llegaba a librerías y bibliotecas de toda España y a todas las sedes de los Institutos Cervantes. Alcanzó una tirada de 45.000 ejemplares, reducida a 25.000 en los últimos años. Por sus páginas han desfilado en un puñado de premios Nobel y casi todos los Cervantes, además de escritores noveles y consagrados de todas las literaturas cuyas obras ha sido reseñadas, glosadas, y criticada por firmas relevantes.

Con una exquisita edición, en su portada se anunciaba siempre un asunto de relevancia literaria y una entrevista a fondo con grandes autores de las letras hispanas, de Miguel Delibes, a José Manuel Caballero Bonald, pasando por Ana María Matute, Elena Poniatowska, Mario Vargas Llosa, Juan Marsé, Eduardo Mendoza, Antonio Muñoz Molina, Javier Marías, Pere Gimferrer o Emilio Lledó. De especial interés eran sus monográficos sobre la literatura en los periódicos, el centenario de Rulfo, la idea de Europa o el especial de mayo de 2018, su número 200, una suerte de antología de sus mejores textos con Javier Marías, Justo Navarro, Marta Sanz, Leila Guerriero o Fernando Savater.

A pesar de depender del grupo Planeta, 'Mercurio' ha sido un modelo de ecuanimidad e independencia y ha dado buena cuenta de todas la novedades en narrativa, ensayo o poesía publicadas por la competencia, de las del potente competidor Penguin Random House, a las pequeñas y encomiables editoriales independientes.

'Mercurio' nació de la mano del periodista y escritor sevillano Javier González Cotta, que alternando reseñas de libros y artículos logró su distribución gratuita en las librerías andaluzas. La Fundación José Manuel Lara, adquirió la cabecera y designó director a Antonio Rivero Taravillo durante un corto período, hasta que en 2007 se renueva su diseño bajo dirección de Busutil y con el impulso de Ana Gavín, directora de la Fundación Lara, que elevó la tirada y le dio distribución nacional.