Las instituciones culturales cambian de mano

El conseller de Cultura, Vicent Marzà. / jesús signes
El conseller de Cultura, Vicent Marzà. / jesús signes

La entidad, con una docena de trabajadores, tiene un presupuesto de más de 600.000 euros al año El Consell asumirá el centro Alfons el Magnànim, titularidad de la Diputación

N. C./EP VALENCIA.

La Conselleria de Educación está trabajando para «asumir» la Institución Alfons el Magnànim-que actualmente depende de la Diputación de Valencia-y extender la «gran labor» de reflexión y edición que realiza este organismo al ámbito autonómico, convirtiéndolo en una especie de «institución de las letras valencianas».

Así lo anunció ayer el conseller de Cultura, Vicent Marzà, quien puso de relieve que las instituciones relacionadas con este ámbito pueden cambiar de mano próximament. Marzà reveló que desde su departamento se trabaja en el proyecto de contar con «una institución literaria a nivel de país, al igual que la tienen otros territorios».

El plan para ello pasa por que la administración autonómica «asuma parte de las competencias» de la Diputación, en concreto la Institución Alfons el Magnànim-Centre Valencià d'Estudis d'Investigació y la amplíe con el objetivo de «ir más allá, incluso, de la gran labor que están realizando ahora». El conseller se refirió con esta afirmación por unas declaraciones del diputado Xavier Rius en las que recordaba que, de acuerdo a los programas de los partidos que integran el equipo de gobierno de la institución provincial, todo el patrimonio y servicios de la Diputación están sometidos a un estudio para ver la posibilidad de ser transferidos con el fin de «adelgazar» esa administración para mejorar la gestión de los recursos para los ciudadanos. «Todos, hasta las banderas que cuelgan a la entrada», expresaba entonces Rius gráficamente. Es más, y tal y como adelantó LAS PROVINCIAS, la corporación provincial tiene desde hace meses en su posesión estudios jurídicos en los que se recoge la forma en la que se puede desprender de competencias y adelgazar así la administración provincial. Uno de ellos, por ejemplo, abre la puerta a que la Diputación pueda transferir el MuVIM o el Hospital de Bétera, entre otros. Es más, en el caso del centro cultural, su traspaso no afectaría al ciudadano, recogía el documento.

Por ello, y aunque Marzà no haya dado un plazo en el que su departamento llegue a asumir la IAM -«se trata de un trabajo a largo plazo del que se tardará en ver los frutos porque se tiene que hacer muy bien» dijo-, se deduce que la institución provincial abre la puerta a que este hecho se materialice. La Conselleria de Cultura apuesta por asumir y ampliar la entidad para «proyectar su trabajo hacia el conjunto del territorio valenciano», sostiene Marzà. De esta manera, se estudiará cuál será la figura jurídica, fundación, instituto o consorcio etc, para que la institución pase a depender de la Generalitat y aumentar su actividad de «análisis, reflexión y edición».

La Institución Alfons el Magnànim está dirigida en la actualidad por el filólogo Vicent Flor. Además, cuenta con una plantilla que no alcanza la quincena de trabajadores y también con unos quince colaboradores externos. Para Flor es «positiva» la intención de ampliar el organismo, pero lo deseable sería hacer partícipe «a las diputaciones de Alicante, Castellón y otros ayuntamientos de la Comunitat», dijo ayer a preguntas de LAS PROVINCIAS. En este sentido, el responsable de la IAM confesó que desconoce plazos y la fórmula utilizada para este procedimiento aunque la opción del consorcio es la que él ve como más efectiva. «He mostrado toda mi disposición si esta intención va a suponer más recursos econocmicos y humanos con independencia de como se la estructura», afirmó de un ente que cuenta con algo más de 600.000 euros al año de presupuesto. Además, la IAM no tiene sede propia y trabaja desde el Centro cultural La Beneficència.

Fotos

Vídeos