La incertidumbre se instala en el Palau de la Música

Tres operarios trabajan en la cubierta del Palau de la Música, ayer. / irene marsilla
Tres operarios trabajan en la cubierta del Palau de la Música, ayer. / irene marsilla

El auditorio aún no dispone del informe sobre los daños en la sala Iturbi y la Orquesta desconoce dónde dará el concierto del viernes

LAURA GARCÉS VALENCIA.

La incertidumbre se ha instalado en el Palau de la Música desde que el pasado miércoles se desprendiera un trozo de techo en la sala Iturbi como consecuencia de las filtraciones de agua tras las lluvias. La dirección del coliseo afirmó que todavía no disponía del informe técnico, documento del que dependen todas las decisiones, entre las que se incluye conocer qué sucede con la programación prevista en la sala Iturbi. Aún así, en torno al mediodía de ayer, varios operarios se encontraban trabajando en la cubierta del edificio.

Se sabe que el concierto de la Filarmónica de hoy pasa a la sala Joaquín Rodrigo. En cuanto a la actuación de la Orquesta de Valencia del próximo viernes, desde la dirección del Palau insistieron en que «no se ha cancelado», pero no concretaron dónde se ofrecerá. Apuntaron que están «a la espera del informe», algo que ya señalaron la semana pasada.

Este fin de semana hay programación en la sala Iturbi, cuyo mantenimiento en este espacio, a juzgar por la información del Palau, dependerá también del estudio técnico. El sábado está previto un concierto de órgano. El domingo por la mañana, la actuación de la Unió Musical Centre Històric y por la tarde, del Coro Sant Yago por su 50 aniversario. El auditorio no ha facilitado información sobre dónde se desarrollarán estas funciones.

Todo depende, según fuentes del Palau, del contenido del trabajo que tienen que realizar en el departamento de servicios técnicos centrales del Ayuntamiento. Según pudo saber LAS PROVINCIAS, el análisis describirá los daños, el alcance y recomendaciones sobre actuaciones. La primera valoración la realizaron los bomberos el día del desprendimiento de un trozo de techo. Advirtieron de desperfectos «de cierta entidad» y señalaron la presencia de humedades en los nudos de las cerchas de soporte de la bóveda de cubierta en el punto en que se encuentran con los nudos laterales.

La situación mantiene en vilo al público y también a los músicos. Los ensayos siguen, aunque no en su lugar habitual. Han pasado a la sala García Navarro. A los integrantes de la orquesta se les trasladó que el viernes habrá concierto y que «en principio, si no pasa nada tendrá lugar en la sala Iturbi», según fuentes sindicales.

Para el espacio afectado no sólo se anunció el análisis de la zona dañada, también otro de toda la cubierta. La concejal de Cultura, Glòria Tello, dijo que se había encargado «un estudio en profundidad de todo el techo del recinto para que sea un equipo de ingeniería y arquitectura el que pueda prevenir cualquier incidencia».

El Palau aseguró el viernes que ese trabajo ya estaba contratado, aunque no confirmó la firma externa que lo realizará, ni el importe. LAS PROVINCIAS volvió a preguntar ayer por este trabajo, pero no recibió respuesta.