Griñó confirma que iba a la empresa por trabajo pero niega que recibiera sobres

N. CAMACHO VALENCIA.

El actual jefe de exposiciones del MuVIM, Amador Griñó, quien se ha visto salpicado por el caso que investiga las irregularidades en el IVAM, negó ayer que recibiera sobres por parte de la empresa que se encargaba del transporte de obras para el museo en la etapa en que lo dirigía Consuelo Císcar. Ante la información adelantada por LAS PROVINCIAS, Griñó sí reconoció que acudía a la mercantil investigada porque, en aquel momento, él era responsable de las exposiciones internacionales del Consorcio de Museos. «Estoy destrozado. Nunca he participado en ninguna irregularidad. No me han llamado para declarar pero ojalá lo hagan », aseguró.

Un nuevo informe de la Udef, adelantado por este diario, recoge los interrogatorios de al menos tres trabajadores en los que aparece el nombre de Griñó, una persona que visitaba «muchas veces las instalaciones de la empresa». Dos empleadas recuerdan que su jefe, en ocasiones, les pedía que preparasen «sobres de efectivo con dinero de alta denominación de unos 3.000 euros aproximadamente». La testigo rememora cómo su responsable le decía que guardara el sobre y que cuando la llamase, entrase en el despacho. No concreta el número de veces, pero sí que ha llevado los sobres cuando estaba Griñó.

En el MuVIM, según aseguraron fuentes del museo a este diario, de momento están «tranquilos» ante las informaciones.

Fotos

Vídeos